Chile se moviliza para conmemorar el 8M

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

"Así amaneció el Metro de Santiago hoy día", "El Metro se vuelve feminista" y "Mujeres rebautizaron estaciones de Metro", son algunos de los titulares que se podían leer este lunes en la prensa y las redes sociales en Chile. ¿El motivo? Un mapa del subterráneo capitalino en el que sus principales estaciones eran reemplazadas por nombres de destacadas mujeres chilenas circulaba como antesala del 8M. La Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, la cantautora Violeta Parra y la primera médica en Chile, Eloísa Díaz, fueron parte de esta intervención. 

El lunes 4 de marzo, Chile entero se puso oficialmente en marcha con el regreso de las vacaciones y el inicio de clases de los estudiantes. Con ello llegaron también los atochamientos en las calles y el colapso del transporte público, especialmente en Santiago, la capital. Pero la vuelta a la rutina estuvo marcada por algo más: restaban sólo cuatros días para una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer, por lo que la ola feminista se tomó la agenda y las demandas que surgieron en mayo de 2018 con las universidades tomadas y las principales avenidas colapsadas de mujeres luchando por sus derechos, volvieron a ser protagonistas con más fuerza que nunca. Este viernes sus demandas resonarán en todo el país.

cordinadoera
Coordinadora Feminista 8M


"Sin nosotras, se para el mundo"

A diferencia de otros años, este 2019 las organizaciones buscaron mostrar su fuerza y alzar la voz durante toda la semana y no solamente el 8, día en el que el llamado es a la completa paralización de actividades, en el marco de la convocatoria  internacional a huelga general feminista. 

Para el pasado 8 de marzo, una larga lista de organizaciones feministas se coordinó para articular las manifestaciones y, ante el éxito de la convocatoria y a medida que tomaba fuerza en la calle el movimiento, todas resolvieron formalizar la instancia y fundar la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, principal encargada de organizar las actividades este 2019.

La vocera de la coordinadora, Alondra Carrillo, explica que fue necesario poner seriedad a la instancia porque levantar una huelga requería de mucho trabajo. Fue, de hecho, un proceso que se extendió durante casi un año, y que alcanzó uno de sus puntos más álgidos en diciembre pasado, cuando tuvo lugar el Encuentro Plurinacional de Mujeres que luchan. En él, se reunieron más de 1.300 mujeres durante dos jornadas y redactaron el petitorio oficial de la convocatoria a huelga.

collage

Entre sus puntos piden el fin a "la violencia política, sexual y económica" contra las mujeres y las disidencias sexuales, entre otros sujetos de discriminación como las comunidades indígenas y migrantes. Se critica al sistema judicial y cómo deja en impunidad los feminicidios, y se le emplaza a tipificar los crímenes de odio.

Las demandas también apuntan a un trabajo digno y un nuevo sistema de seguridad social que no ejerza discriminación económica sobre las mujeres. Vivienda digna, nueva ley de migración, la construcción de una memoria feminista, el fin a las zonas de sacrificio ambiental, una educación no sexista y mayor financiamiento a la cultura son otras de las peticiones.

Un lugar importante lo ocupa la demanda por la despenalización social de la interrupción del embarazo y la cruzada por el aborto "libre, legal, seguro y gratuito", una consigna que tomó fuerza en América Latina luego del debate en que casi logró su legalización en Argentina el año pasado.

Desde la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem), aseguran que "si el 2018 fue el año de la demostración de fuerzas y la visibilización, este 2019 debe ser el de la conquista de nuestras demandas".

"Tomemos, por ejemplo, lo que ocurre con las políticas de incorporación masiva de las mujeres al mundo laboral, que promueven los sectores neoliberales. Por un lado, la mayoría de las mujeres que se incorporan al sistema productivo trabajan 8 horas al día, pero luego deben llegar a sus hogares a hacerse cargo del trabajo reproductivo y doméstico, que sigue estando en sus manos. Nos suman al mundo del trabajo en las mismas condiciones precarias en las que están nuestros compañeros, y se nos suma una segunda jornada en el hogar porque no existe corresponsabilidad en dichas labores", agregan.

Una huelga posible

"Muchos espacios no habían dimensionado, hasta la intervención de este lunes, la fuerza que iba a tener esta convocatoria", dice Carrillo. “Pero nosotras tenemos la expectativa de que el día 8 de marzo sea un hito histórico que inicie un nuevo momento en la historia de nuestro país".

"Esperamos que sea un momento impactante y que lo que haga la huelga sea abrir un proceso histórico de cambio en el que las mujeres pasemos al frente de la demanda por una transformación general de la vida. Confiamos en que eso es lo que va a inaugurarse con esta huelga", añade la vocera de la Coordinadora 8M.

En términos prácticos, las mismas organizaciones convocantes han difundido esta semana las garantías con las que cuentan las mujeres asalariadas para poder adherir al llamado. Por ejemplo: poder ausentarse un día sin que el empleador pueda ejercer represalias y sin que constituya causal de despido. 

"Este 8 de Marzo esperamos que todas las mujeres se sumen a la huelga dentro de sus posibilidades, que no sólo contemplan el paro productivo, porque sabemos que ello no es posible justamente para las trabajadoras más precarizadas. Queremos mostrar que sin nosotras, se para el mundo", señalan desde Abofem.   

En concreto, el artículo 160 del Código del Trabajo chileno señala que el empleador puede poner término al contrato de trabajo sin derecho a indemnización, invocando como causal la no concurrencia de la trabajadora a sus labores sin causa justificada durante dos días seguidos, durante dos lunes en el mes o por tres días en total durante el mismo período. Es decir, faltar solo un día -viernes 8 de marzo en este caso- no configura por sí sola una causal de despido. Por lo tanto, no podría ser invocada por el empleador. En caso de que así sea, la trabajadora podría demandar a su empleador por despido injustificado.

Por su parte, la actriz, comediante y líder de opinión Natalia Valdebenito dijo esperar "que se sienta la fuerza que estamos atesorando hace un tiempo y dejándola explotar para el día 8. Espero que se sumen cada vez más mujeres que quieran y sientan esta necesidad de expresarse y de decir basta. Espero que sea un éxito de concurrencia y que podamos estar juntas y sentir que nunca más vamos a estar solas".

chile
Coordinadora Feminista 8M

La huelga desde los ojos del poder

Históricamente, las huelgas feministas han sido exitosas en iniciar un debate en torno a la importancia del rol de la mujer en el funcionamiento de la sociedad. "En la medida que se organice una huelga o una manifestación, también se está reflexionando sobre qué queremos y cómo lo queremos. Sobre cuáles son las necesidades hoy de las mujeres", explica la historiadora María José Cumplido.

Autora de los libros 'Chilenas' y 'Chilenas Rebeldes', dos éxitos de venta que recopilan las biografías de mujeres invisibilizadas por la historia, Cumplido tiene expectativas de lo que ocurrirá este viernes. "Existe la necesidad de que distintos grupos sociales, desde la política y la cultura, se hagan cargo de este tema y que empecemos a plantear un futuro como sociedad donde el feminismo esté presente y no sea solo un adjetivo, sino un sustantivo", agrega.

El caso más icónico de una huelga feminista tuvo lugar un 24 de octubre de 1975 en Islandia. "Lo que ocurrió ese día estableció el primer paso para la emancipación de las mujeres en Islandia. Paralizó al país por completo y abrió los ojos de muchos hombres", dijo la BBC sobre el caso. Se calcula que el 90% de las mujeres del país adhirieron a la convocatoria y su magnitud fue tal que ese día tuvieron que cerrar bancos, fábricas, tiendas, colegios y guarderías. Los hombres, incluso, se vieron obligados a llevar a sus hijos al trabajo.

"Escuchábamos a los niños jugar mientras los locutores leían las noticias en la radio. Era bueno escucharlos, pues sabíamos que los hombres tenían que estar a cargo ese día", rememoró para el canal televisivo la ex presidenta del país, Vigdis Finnbogadottir, quien fue la primera mujer en el mundo en ser elegida democráticamente para estar a la cabeza de una República. La elección tuvo lugar apenas cinco años después de la huelga de mujeres y, ella asegura, no habría podido salir electa si no se hubiera realizado esa paralización total. 

En ese sentido, Chile fue un país pionero en América Latina: eligió como Presidenta a Michelle Bachelet, cargo que ejerció dos veces, entre 2006 y 2010; y entre 2014 y 2018. La ex Mandataria fue también directora de ONU Mujeres y hoy se desempeña como Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Esta semana, Bachelet dio a la revista chilena 'YA' su diagnóstico de la relación entre las mujeres y el poder.

"A las mujeres, históricamente, se nos ha restringido el acceso al poder. Pero cuando una mujer ejerce liderazgo es, en general, muy efectiva, y suma al desarrollo de cualquier institución o proyecto. Nosotras no tenemos miedo, los que tienen miedo son los que no quieren perder sus privilegios", dijo Bachelet.

En el mismo ejemplar de la revista esta semana, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, señaló que "el poder nunca se puede repartir equitativamente". "Pienso que el poder lamentablemente es un péndulo, si se repartiera equitativamente dejaría de ser poder", afirmó la secretaria del gobierno de Sebastián Piñera, domiciliada en uno de los partidos más conservadores de Chile, la UDI.

Una semana antes, la ministra se había enfrentado al movimiento feminista al afirmar que el llamado a paralizar el 8M no reflejaba "cómo las mujeres han movilizado el mundo". También criticó la convocatoria por considerar que el movimiento estaba influenciado por partidos políticos de izquierda.

A los pocos días, el propio Presidente Piñera se refirió a los planes de paralización total. "Una huelga no es necesaria porque su causa está asumida por nuestro Gobierno en su totalidad", afirmó. Pero todo el movimiento feminista, organizado desde marzo pasado para lo que ocurrirá este viernes, está en desacuerdo.

coordinadora
Coordinadora Feminista 8M


Una semana para gritar "basta"

Aunque la intervención en las estaciones de Metro fue un inicio robusto de la movilización, se trató apenas del puntapié inicial de una semana cargada de actividades. El mismo lunes, un grupo de mujeres desplegó un lienzo pintado con una mujer con el emblemático pañuelo verde y el mensaje "La huelga va" en pleno Costanera Center, el principal centro comercial de Santiago, ubicado en el edificio más alto de Sudamérica. 

Más tarde, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos —dedicado a recordar los horrores de la dictadura militar chilena—, la Coordinadora 8M organizó una intervención artística con cuerpos pintados titulada 'Cuerpos Rebeldes'. En paralelo, en San Diego, la calle de los libreros en pleno centro de la capital, un grupo de escritoras y humoristas se reunieron en un evento de lectura poética feminista. 

De ese encuentro participó la periodista Arelis Uribe, autora de 'Quiltras' y 'Que explote todo', quien espera que "a nivel colectivo se establezcan nuevas normas, nuevos límites y nuevos contratos sociales que sean beneficiosos para las mujeres, ya que muchas trabajan de manera esclavizante". 

Para finalizar el día, más de 500 personas se reunieron a "danzar por la huelga" en el Centro Cultural Gabriela Mistral con una coreografía masiva. Eso fue apenas el primer día.

Aquí un resumen del llamado Súper Lunes Feminista. 

El martes se realizó un llamado a teñir de morado la cicletada del primer martes de cada mes —una tradición instaurada por el movimiento Furiosos Ciclistas hace más de 20 años— para pedalear con fuerza el mensaje de este año. El llamado de las 'Feministas Furiosas' fue: "Lleva tu pañuelo verde o polera (camiseta) morada". 

En Concepción, la segunda ciudad más poblada de Chile, se realizó una pintatón (concentración masiva para pintar lienzos) para prepararse ante la manifestación de este viernes. Al mismo tiempo, y exactamente en el punto de inicio planificado para la marcha del 8M en Santiago, un grupo se reunió en la actividad 'Bordar la huelga', donde con hilo y aguja se dispusieron a "bordar las demandas". 

El miércoles al mediodía se realizó 'Estampa la huelga', para plasmar mensajes en las camisetas de las manifestantes. Esta actividad se repitió durante la tarde. A esto se sumó una masiva pintatón de lienzos, repartición de panfletos y pintatón de buses del transporte público. 

Además, durante la tarde se difundió que Canal 13, la antigua estación televisiva que perteneció a la Universidad Católica, otorgó el día libre a sus trabajadoras este viernes para que pudieran parar, participar de actividades e ir tranquilas a la marcha. 

El jueves en el tradicional Barrio Concha y Toro se realizó un panel de conversación titulado 'Ahora que sí nos ven', que contó con la presencia de la ex ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, la periodista y ex candidata presidencial, Beatriz Sánchez, y la consejera del Partido Comunes del Frente Amplio, Karina Oliva. 

En la Universidad de Chile, la orquesta de mujeres conmovió a las asistentes con un acto conmemorativo previo. 

Durante la tarde en un conocido café literario de la capital, abuelas, madres e hijas se reunieron en una 'Once feminista' (en Chile se le dice once a la hora del té) para compartir experiencias de sororidad entre generaciones.

La noche del jueves se realizaron cacerolazos (hacer sonar las ollas en señal de protesta) en distintos puntos del país. 

Los planes para la jornada del 8M son todavía más ambiciosos: el día comenzará con la instalación de lienzos por una educación no sexista en liceos y colegios, y a las 10 de la mañana comenzará la primera concentración y marcha en Puente Alto, una de las comunas más pobladas ubicada en la zona sur de Santiago. 

Además, cerca del mediodía está convocado un partido de fútbol femenino con el lema 'Las futboleras nos sumamos a la huelga'. Se trata de un área donde de las feministas se han organizado desde el centro de las barras de los equipos más emblemáticos de Chile para criticar el machismo y la violencia de género dentro de las graderías, en los cantos y la falta de apoyo al fútbol femenino por parte de los clubes.

En paralelo, la fundación Horizonte Ciudadano, creada por la ex Presidenta Bachelet, organizó una jornada para reunir historias de mujeres y crear un fanzine colaborativo.

Las marchas están convocadas en su mayoría desde las 18.00 horas en más de 40 ciudades a lo largo de Chile. Ver listado de marchas a nivel nacional

En el caso de Santiago, por primera vez el resguardo policial de la manifestación estará a cargo de una mujer, ya que será una mayor de Carabineros quien liderará un equipo de mujeres que liderará la protección de las manifestantes y la prevención. 

chiles
Coordinadora Feminista 8M

El 2019 y el feminismo 

Con el inicio de clases este año hubo dos hitos que se enmarcaron en los avances en temas de género en el último año: por primera vez una joven transgénero fue admitida en un liceo de mujeres y emblemáticos colegios de hombres comenzaron a recibir alumnas en sus aulas. El tema internacionalmente ha cobrado relevancia en las agendas de los gobiernos y en las asociaciones de defensa de los Derechos Humanos. 

Sin duda hemos avanzado: estamos hablando más de derechos de las mujeres y priorizando la agenda de género, pero todavía falta. En lo que va de este año, ya se han consumado 9 femicidios y los femicidios frustrados suman 20. Gracias al movimiento feminista se ha logrado castigar y criticar socialmente estos hechos con mayor fuerza.

Otros de los temas considerados como prioritarios para este año son precisamente que la educación se plantee como un derecho social no sexista y mejorar el sistema laboral, igualando las condiciones de las mujeres a través de un mejor sistema de seguridad social. 

"Necesitamos tener una educación no sexista desde la primera infancia. Y necesitamos involucrar a los hombres en esta lucha, pero de manera real, no cosmética", dijo Bachelet en revista “YA”. 

Además, en el Congreso se encuentra en tramitación un proyecto de ley que busca establecer el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y se espera que vea la luz este año. 

"Como necesidad primaria está nuestra seguridad, que es una necesidad muy grande debido a que la cantidad de femicidios es altísima. Tenemos que protegernos y necesitamos una ley que nos proteja. Por mi parte, empujaría la idea de una ley contra la violencia a la mujer mucho más severa, más fuerte, que ejemplifique lo que significa dañar a un ser humano", dice la comediante Natalia Valdebenito. 

Desde Abofem, explican que "estamos en el Congreso, donde se discuten las leyes, en la judicatura, donde se aplican las leyes, y en todos los espacios que inciden en esos procesos, como la academia. Este año, en articulación con las otras organizaciones feministas de Chile, las abogadas feministas nos tomaremos todos esos espacios, para que las normas que se crean, se interpretan y se aplican en Chile tengan siempre un enfoque feminista del derecho". 

Por último, la meta para 2019 es que se avance en terminar con la discriminación y violencia política, sexual y económica. 

"Espero que las relaciones humanas que se dan en todos los espacios afectivos en que estamos sean espacios seguros. Y que si vas a un carrete (fiesta) y te curas (emborrachas), tu amigo no te viole. Que si estás en la casa y a tu papá no le gusta algo, que no te saque la chucha (golpee). Que el tipo de vínculo que generas con tu mamá sea desde la sororidad y el compañerismo y no desde la competencia y el maltrato", afirma Arelis Uribe. 

 

Collage: José Manuel Vilches

Suscríbete a nuestra newsletter