Coronavirus; altamente contagioso, pero de baja mortalidad

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

El Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC) ha hecho público el que es hasta la fecha el mayor estudio del coronavirus, conformado con los datos de 45.000 pacientes. El informe abarca los casos registrados hasta el 11 de febrero y concluye que las consecuencias físicas del Covid-19 son generalmente leves.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud asegura que "en aproximadamente un 14% de los casos, el virus provoca síntomas ‎graves, como neumonía y disnea. ‎Y aproximadamente un 5% de los pacientes presentan síntomas muy ‎graves, como insuficiencia respiratoria, choque septicémico e ‎insuficiencia multiorgánica.‎ En un 2% de los casos notificados, el virus es mortal y el riesgo se ‎incrementa con la edad".

La tasa de mortalidad oscila entre el 2,3% y el pico máximo del 2,9%, localizado en la provincia de Hubei, la zona del país más afectada. Los decesos aumentan a medida que lo hace la edad del enfermo, siendo los que superan los 80 años el sector poblacional en más riesgo con un 15% de los fallecimientos. Además es mayor en los hombres (2,8%) que en las mujeres (1,7%). Ellos copan el 63,8% de los casos, con 22.981 afectados y 653 decesos, mientras que en las pacientes femeninas el porcentaje desciende hasta el 36%, con 21.691 enfermas y 370 fallecidas.

La tasa de mortalidad oscila entre el 2,3% y el pico máximo del 2,9%, localizado en la provincia de Hubei

El estudio también confirma que la incidencia del virus en los niños es muy baja. Apenas hay constancia de 416 casos de entre 0 y 9 años. Los expertos apuntan a que la mortalidad es especialmente incisiva en las personas con patologías previas. El 10,5% de los contagiados aquejados de enfermedades cardiovasculares no sobrevivieron, así como 7,3% de los que padecían problemas respiratorios y el 6% de los dolientes por cuadros de hipertensión.

Las conclusiones del informe señalan un descenso paulatino de los contagios, aunque piden cautela. Las cifras podrían variar cuando estudiantes y trabajadores regresen a la rutina después de las vacaciones del año nuevo chino. 

 

  • "Una enfermedad infecciosa pero de baja mortalidad" 

Las conclusiones aportadas por el CCDC se han confirmado también fuera de China. Italia está sufriendo un contagio que afecta a la zona norte del país, con más de 200 afectados en apenas unos días. Hasta la fecha han fallecido 6 personas, todos ellas con edades comprendidas entre los 75 y los 88 años, y en el caso de una mujer, aquejada además por un cáncer.

"Los datos nos dicen que solo un número limitado de personas puede tener consecuencias letales, especialmente si se trata de ancianos o personas con problemas de salud o un historial de enfermedades cardiovasculares", afirma Giovanni Maga, director del Instituto de Genética Molecular del Consejo Italiano de Investigación.

El virólogo apunta a que "la mortalidad más elevada en la provincia de Hubei, y particularmente en la ciudad de Wuhan, se debe probablemente a las dificultades que encontraron, sobre todo en las primeras fases de la epidemia, para suministrar asistencia eficaz y específica a todos los casos que se presentaban".

Maga concluye que se trata, por tanto, de una enfermedad “altamente infecciosa”, pero de una mortalidad con niveles reducidos ya que "la mayoría de los personas responden sin presentar síntomas graves ni complicaciones y se acaban curando". 

Suscríbete a nuestra newsletter