15MpaRato: "Sin la acción ciudadana no habría existido caso Bankia"

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

"Hazte banquero. Participa en la oferta pública de Bankia. Una oportunidad única de formar parte de una entidad financiera líder". Este fue el mensaje que utilizó Bankia en la campaña publicitaria para captar inversores en su salida a bolsa, en junio de 2011. Una operación que contó con el beneplácito de los organismos reguladores y que tenía al frente a Rodrigo Rato, con el prestigio de haber dirigido el Fondo Monetario Internacional y el banco de inversiones Lazard. 

Todo parecía miel sobre hojuelas, pero 10 meses más tarde, el bautizado como "primer banco de la nueva banca" fue intervenido. Los 300 millones de beneficio que comunicó la entidad en sus primeras cuentas resultaron ser 3.000 millones en pérdidas, y un año después de su debut en el parqué del IBEX 35, las acciones habían perdido el 80% de su valor. En el consejo de administración estaban representados todos los grandes partidos y sindicatos, así que pronto comenzó a sobrevolar la sospecha de la impunidad, pero una plataforma inspirada en el 15M logró cambiar el transcurso de los acontecimientos. 

Del espíritu de aquellos días de tiendas de campaña y asambleas en las plazas surgió el 15MPaRato, un colectivo formado por personas independientes que a través de la acción ciudadana logró que los responsables del mayor escándalo financiero de nuestra historia reciente no quedaran impunes. Sergio Salgado, uno de sus portavoces, recuerda emocionado algunos de los hitos más destacados de una batalla judicial que se ha prolongado durante 8 años: la devolución del dinero a los afectados o la entrada en prisión del que solía ser "el mejor ministro de economía de la democracia" y de otros 14 políticos. 

El pasado mes de septiembre, la Audiencia Nacional decidió la absolución de los responsables de la salida a bolsa de Bankia, una sentencia que el 15MpaRato no recurrirá porque "legitimaría su juego y podría significar caer en una trampa". A pesar del regusto agridulce que se paladea tras el fallo del tribunal, la plataforma logró cumplir sus objetivos y ha marcado un antes y un después en la organización ciudadana frente a la impunidad. "Este no es el final. Seguimos trabajando en otros frentes y queremos trasladar un mensaje a la gente: organízate y lucha", asegura Salgado. 

Kamchatka: ¿Por qué habéis decidido no recurrir la sentencia absolutoria de la salida a bolsa de Bankia? 

Sergio Salgado: Yo no soy abogado, soy activista. Es importante dejarlo claro. El derecho español, a diferencia del anglosajón, no funciona por jurisprudencia, pero el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que una sentencia no se puede modificar completamente en la siguiente instancia. Y la sentencia del caso Bankia es tan demoledora, tan absolutoria, que no tendría sentido invertir energías en continuar con el proceso.  

Parece que la ley está hecha para proteger a los grandes gestores de banca.

Creo que todos tenemos la impresión de que la ley está hecha para el ‘robagallinas’. Las grandes autoridades financieras, que son el Banco de España y la Comisión Nacional de Mercado de Valores, avalaron la salida a bolsa de Bankia, y esta fue la estrategia de defensa de Rodrigo Rato y del resto de los acusados. Conseguimos que se imputaran a directivos de estos organismos, pero en el último momento les eximieron de cualquier responsabilidad. Si los que avalaron la decisión no son culpables, tampoco se les puede achacar nada, judicialmente hablando, a los que la llevaron a cabo. Así es la doctrina que se ha creado para este caso. Que la gente juzgue si estas personas gozan o no de impunidad.

 

¿Qué hubiera sido del caso Bankia sin el 15MpaRato? 

Yo lo viví desde el principio, en primera persona, y creo que sin el 15MpaRato no habría existido el caso Bankia. Se abrieron tres piezas separadas, dos de ellas, preferentes y tarjetas black, gracias a nuestro trabajo. Sin el impulso de una acción ciudadana, el proceso se habría dilatado indefinidamente.  

Sin el 15MpaRato no habría existido el caso Bankia

¿Cómo surgió el 15MpaRato?

En el 2012 se habían creado, inspiradas en el espíritu del 15M, plataformas ciudadanas para la sanidad, los derechos laborales, el agua o la vivienda. Nosotros decidimos hacer algo parecido con Bankia. Un día dijeron que su salida a bolsa era la mejor inversión y a la mañana siguiente tenían pérdidas de miles de millones de euros. No hace falta ser economista para entender que algo estaba pasando. Dos años después de iniciar todo el proceso logramos una decisión histórica del Tribunal Supremo, cuando dictaminó la devolución del dinero a los pequeños ahorradores que habían invertido en acciones. Ese dinero estaba destinado a los grandes acreedores internacionales y a la banca europea, pero finalmente se devolvió a sus legítimos dueños. Porque era suyo y se lo habían quitado.

¿Cuántos erais inicialmente? 

Siempre hubo un grupo de unas 8 o 10 personas, pero nunca hemos sabido la cifra exacta. No somos una asociación al uso. La gente viene y va, porque está en otras luchas, como la sanidad, la vivienda, el agua o simplemente en la batalla por sobrevivir, que es la más importante. Han sido 8 largos años y teníamos miedo de que la gente se olvidase de nosotros, pero siempre han respondido cuando hemos pedido ayuda. Me emociono al recordarlo.

Sois una plataforma de ciudadanos y ciudadanas independientes. 

Sí, totalmente, e independientes de verdad. Nos conocimos durante el primer año del 15M y acabamos juntos por una cierta afinidad. Simona, una de nuestras compañeras, sugirió poner una denuncia contra Bankia. Presentamos una estrategia y pedimos dinero a la gente: conseguimos reunir 20.000 euros en 24 horas. Pusimos la denuncia y se aceptó. Hemos estado 8 años con esto, compaginándolo de la mejor manera posible con nuestras vidas. Llegábamos de trabajar a las 7 o a las 8 de la tarde y cada uno hacía lo que podía para ir tirando del carro. 

Por tanto, todo lo que habéis conseguido fue posible gracias a la acción ciudadana. 

Sí, y nos parece muy importante destacarlo. Logramos 75 sentencias, logramos que Rodrigo Rato y otros 14 políticos entraran en la cárcel, logramos que se devolvieran 1500 millones a los accionistas y 3000 millones a los preferentistas. No fue un juez ni un fiscal ni Pablo Iglesias ni Rosa Díez. La gente lo hizo posible. Y este es el mensaje que queremos transmitir: organízate y hazlo. 

Este es el mensaje que queremos transmitir: organízate y hazlo

Deduzco que no habéis contado con mucha ayuda de los partidos políticos.

Con ninguna, más bien al revés, nos han dado muchos problemas. En el consejo de Bankia había representantes del PSOE, del PP, de Comisiones Obreras, de UGT y de Izquierda Unida. Estos últimos, por ejemplo, intentaron usar la figura de la acusación popular para tener acceso a la información y poder hacer un control de daños. Ningún partido político tenía interés en que se conociera la verdad del caso Bankia. 

 

Sin embargo, UPyD se apuntó el tanto en varias ocasiones.

Porque el anuncio de que íbamos a denunciar a Bankia tuvo una enorme repercusión mediática. Fue ahí cuando UPyD apareció deprisa y corriendo, pero se retiraron hace 3 o 4 años. 

¿Qué supuso para vosotros la entrada de Rodrigo Rato en prisión?

Rato era la pieza clave, pero esto no es nada personal. No nos alegramos por su encarcelamiento y esperamos que haya sido tratado tan bien como merece cualquier otro preso. 

¿Cómo ha sido la relación con los afectados?

Hemos tenido contacto con muchos de ellos. Miles de personas, en su mayoría ancianos, que invirtieron el dinero de toda su vida, de 30 y 40 años de trabajo. Hay casos de auténtico terror, que te hielan la sangre: suicidios, depresión, ictus… No sé si la justicia ha sido reparativa en este caso, porque el dolor causado es inmenso.

¿Hacia dónde va ahora el 15MpaRato?

La mayoría de nosotros estamos con otros proyectos de activismo, así que no es el final. Seguimos trabajando, porque esto nos da la vida. Es maravilloso y no lo vemos como un sacrificio, a pesar de todas las renuncias que implica. Hay proyectos en marcha, como el del Caso Castor, y también estamos centrados en los preparativos del décimo aniversario del 15M y en la batalla por el relato, porque ahora parece que todo fue idea de Pablo Iglesias. No podemos permitirlo. El 15M fue posible gracias a la organización de la ciudadanía, que logró cosas muy importantes.

Pero el 15M parece haber quedado devaluado con el paso del tiempo.

¿Me das 50 años para contestarte a esa pregunta? La Revolución Rusa quedó aplastada por los bolcheviques, pero eso no significa que no fuera uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX. Y la Revolución Francesa quedó aplastada por Napoleón, y eso tampoco significa que no tuviera recorrido durante el siglo XIX, y todavía hoy, hasta nuestros días. Pues lo mismo sucede con el 15M, que ahora parece aplastado por Pablo Iglesias. Lo único que hizo Podemos fue capturar todo aquel capital simbólico para finalmente volver al suelo electoral de Izquierda Unida. El 15M marcó una cierta madurez en la sociedad civil y supuso el fin de la ingenuidad, de aquella idea de que las instituciones se basan en la confianza. Ahora exigimos hechos, transparencia y fiscalización. 

Suscríbete a nuestra newsletter