Lidia Falcón: "Temo que el 8 de marzo se convierta en una fiesta capitalista como el Orgullo Gay"

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

Lidia Falcón posee una extensa obra narrativa que gira en torno a los derechos de la mujer. Esta histórica activista feminista, escritora y abogada, recibe a Kamchatka en Madrid y hace un análisis de cómo ve las elecciones del próximo 28 de abril. 

¿Está siguiendo la campaña electoral? 

Está siendo muy penosa y peligrosa en la forma de desprestigiar la política, porque esto solo beneficia al fascismo. Repiten todo el tiempo argumentarios y acaban aburriendo. El otro día vi el debate a cuatro de La Sexta y no había arte escénico o imaginación para captar la atención de quien te escucha. Todo eran monólogos repetidos, ni siquiera diálogo. No se oye apenas hablar de violencia contra la mujer, ni de las asesinadas, que esta semana hemos tenido cinco feminicidios. No dicen lo que harían si gobernasen para parar esta masacre. Por ejemplo, Inés Arrimadas no tiene más discurso que el de Cataluña. Parece que en Cataluña no haya brecha salarial, no haya mujeres asesinadas, las mujeres y hombres allí no trabajen, sufran o no necesiten médico, ¿no? 

¿Es el feminismo uno de los temas de esta campaña?

El feminismo no ha entrado en la campaña electoral, pero es que no ha entrado tampoco en los partidos. Este éxito de las manifestaciones del 8 de marzo es completamente superficial, tanto para los partidos como para el movimiento feminista. El movimiento feminista se ha convertido en una quermés, en una fiesta. Temo que el 8 de marzo se convierta en una fiesta capitalista, como el actual día del Orgullo gay. Los partidos no son permeables al feminismo, digan lo que digan. Primero no dicen tanto y luego no cumplen nada. Del 8 de marzo de 2018 al 8 de marzo de 2019 no cambió nada. Se siguió asesinando a mujeres, violaron a muchas otras y se produjo la sentencia de la Manada. La brecha salarial también continuó. 

¿Cómo ve la coalición de Unidas Podemos? 

Es una ficción esta alianza de Podemos e Izquierda Unida. Sólo han cambiado el nombre, en femenino, porque protestamos cuando se lo pusieron en masculino. Han hecho cosas como cuando salieron los tres señores dirigentes con un cartel detrás en el que ponía "nosotras" o la última, que ha sido anunciar la llegada de El Mesías (Pablo Iglesias) con su cartel "Vuelve". Ese cartel era muy representativo de lo que piensan y lo que defienden. Lo peor es que las mujeres hacen lo mismo. En organizaciones más a la derecha, no se puede esperar mucho feminismo, salvo un poco en el PSOE. 

Su partido, el Partido Feminista, ahora dentro de Izquierda Unida desde 2015, ¿ha intentado este año que los partidos absorbiesen sus propuestas? 

Hemos estado durante meses batallando para ello y no lo hemos conseguido. Fundamentalmente lo ha rechazado Podemos, encima de malos modos. El estilo Podemos se ha impuesto y no tienen ni siquiera un poco de cortesía, tampoco profundidad de ideas. No volveré a hablar con ellos. Han impuesto que no se hable de la abolición de la prostitución. Legalizar la prostitución sería legitimar como empresarios a los proxenetas, algo gravísimo. 

Podemos ha impuesto que no se hable de la abolición de la prostitución. No volveré a hablar con ellos

¿Se plantean que el Partido Feminista se presente a las elecciones fuera de otras organizaciones políticas ya conformadas? 

Nosotros nos sumamos en 2015 a Izquierda Unida y el 9 y 10 de junio haremos un congreso en el que decidiremos si seguimos dentro del partido. Hay un deseo común de unión de la izquierda y eso es lo que pensábamos, por eso entramos. Pero a mi en la antigua Unidad Popular, antes de la unión con Podemos, me pusieron de candidata por Sevilla y luego me quitaron para poner a un hombre. El feminismo no les ha entrado, al punto de que hace unos meses se ha disuelto el área de la mujer de Izquierda Unida con un manifiesto preocupante. Si yo fuese dirigente de esa organización me habría alarmado. Les ha dado igual porque tenían a las jóvenes. El único valor que existe ahora en política es ser joven. 

¿Cree que Izquierda Unida no ha puesto muchas condiciones a Podemos para pactar con ellos?

Se supeditan totalmente a Podemos. Izquierda Unida está en la ruina económica, herencia de otras convocatorias electorales. Les ha dado un síndrome de deslumbramiento o estar aterrados por el fenómeno Podemos, que empezó con el 15-M. Los tiempos posmodernos son así. Nos unimos a Izquierda Unida porque aprobaron su postura a favor de la abolición de la prostitución mucho tiempo atrás. Aunque tampoco estoy de acuerdo con cosas como lo de Actúa (escisión de Izquierda Unida por parte de Gaspar Llamazares). Parece mentira por parte de Llamazares, que parecía que tenía formación. Todo esto es oportunismo. 

En Podemos no hay una postura tan clara sobre la prostitución, sino que todavía se está debatiendo. ¿Es esto un freno para usted?

Ha habido también alguna declaración pública diciendo que están en contra de los vientres de alquiler, pero en su programa no está reflejada esa prohibición como propuesta. También sobre la pornografía, que es perversa. Esto y la prostitución son tres temas fundamentales para el feminismo. Sobre la brecha salarial, dicen que están en contra, pero no dicen qué proyecto tendrían o qué medidas tomarían para eliminarla. Solo hay 1000 inspectores de trabajo para toda España, nos dijeron desde el ministerio. No sé si los partidos políticos lo saben, pero no lo han dicho nunca. El feminismo sólo puede avanzar si llegan feministas a las instituciones.

¿Cómo ve las propuestas económicas de los partidos de izquierdas en esta campaña?

Se me quedan cortas. Hablan de contratos, subir el salario mínimo y todo eso está bien, pero no hay estructura industrial y eso no se comenta casi. ¿De dónde se van a crear puestos de trabajo? ¿del turismo? Porque la poca industria que había se ha esquilmado gracias a los dictámenes de la Unión Europea. Eso no ha salido en la campaña. Alberto Garzón es el único que habla un poco de economía porque es economista, pero son unos discursos muy técnicos que llegan a poca gente y los dirigentes de Izquierda Unida tienen muy poca visibilidad. Han sido fagocitados por Podemos. La mujer es una clase en sí misma, porque es la que se reproduce. Todas las mujeres sufrimos en alguna medida alguna represión, opresión o explotación. ¿Que haya diferencias entre la opresión de una trabajadora y de una burguesa? No lo niego, pero también hay diferencias entre la propia clase trabajadora. Entre los trabajadores de Yemen y los trabajadores Suecos hay alguna diferencia. Actualmente se niega hasta la lucha de clases. El capital lo ha sabido hacer, te compra o te convence. 

¿Cómo ha avanzado el movimiento feminista en España en las últimas décadas?

Hemos evolucionado mucho en realidad. En los 70, época de explosión feminista, venían clientas a mi despacho de abogados y me preguntaban que dónde tenían el clítoris, porque oían esa palabra y no sabían lo que era ni dónde se encontraba. Eran señoras con varios hijos, que no sabían en absoluto lo que era el placer sexual. Hemos roto siglos de opresión. Pero no avanzaremos más si convertimos el feminismo en una fiesta. El feminismo tuvo el éxito que ha tenido porque no pactó, ni consensuó, ni se rindió jamás. Fuimos absolutamente radicales y exigentes porque no teníamos mucho poder. Estábamos convencidas de que teníamos razón. Cuando uno sabe que tiene razón, no debe abandonarla. 

Hemos roto siglos de opresión. Pero no avanzaremos más si convertimos el feminismo en una fiesta

¿Las aplicaciones móviles para buscar pareja pueden llegar a fomentar relaciones afectivas capitalistas?

El intermediario en las relaciones ha existido siempre, desde La Celestina y antes. Ahora las nuevas tecnologías han cambiado el formato, pero antes había agencias en las que dejabas tu fotografía y también revistas a las que la gente escribía para encontrar pareja. Luego fueron vídeos. ¿Interviene el capitalismo? Sí claro, interviene en todo negocio. Y también el patriarcado, porque se trata de poner en venta a las mujeres al mejor postor. A veces son engañadas, como el caso de aquel tipo que estafaba a viudas, se quedaba con su dinero y fue absuelto. 

¿Es mala la pornografía? ¿Y el llamado "porno feminista"?

Es perversa. Los hombres se divierten con el espectáculo pornográfico y luego consideran que la relación sexual es esa, de violencia y de desprecio, de opresión de las mujeres. Una vez escribí artículos sobre el tema, porque estaba en una peluquería este verano y pregunté a unas chicas como de 25 años sobre lo que iban a hacer el fin de semana. Me dijeron que saldrían con amigas, pero que a la discoteca no querían ir porque había mucho cafre. Decían que su experiencia era que ellos se liaban con varias a la vez. Pero no en el sentido de amor libre o pareja abierta, sino engañándolas a ellas. La sexualidad se construye en base al placer del hombre. Y este tema se ha abandonado un poco por el movimiento feminista, porque se piensa que ya está todo resuelto. Si el porno es un trabajo como otro cualquiera, que se dediquen quienes lo defienden a ello. Veo imposible que el porno pueda ser feminista. 

¿Se hace pedagogía feminista a través de la cultura actualmente?

El posmodernismo evita la pedagogía. Sólo se permite el ensayo y se mira con desprecio si tiene una clara tendencia política. Se hace poco teatro político, salvo en el Teatro del Barrio en Lavapiés. Si algo es muy político se tacha de panfletero. El número de autoras teatrales y directoras de cine todavía es muy bajo porque no se les permite llegar. Ahora ya no tanto, porque somos muchas en la calle, pero ha habido una resistencia atroz de las mujeres a definirse como feministas. Se oye mucho que se está de acuerdo con el feminismo, pero "sin los excesos del feminismo". En un siglo en el que los hombres desencadenaron dos guerras mundiales, montaron los campos de exterminio nazis y tiraron la bomba atómica, que le llamen exceso a luchar por los derechos de las mujeres me parece insólito. No conozco a ninguna que haya pegado a otra, no hablemos ya de matar. No matamos ni entre nosotras ni a los hombres. 

¿Siguen presentes los roles de género en la cultura audiovisual hecha por mujeres?

Esto, por ejemplo, sí que lo noto. Se tratan más los sentimientos que la política. Si seguimos por este camino vamos a hacer el gueto, el gineceo. Llevamos hablando 100 años de sentimientos, desde Alexandra Kollontai, pero no de política. Podemos seguir así y entonces los hombres seguirán hablando de lo importante: de la economía, del ejército, de las guerras internacionales, sobre la ecología y legislando de nuestros cuerpos sin nosotras. Si este es el futuro, se va a llegar, desgraciadamente, a un mundo separado entre mujeres y hombres. Ellas dedicadas a los cuidados y ellos a destrozar el mundo. Las mujeres no somos todas puro sentimiento. 

¿Llegará VOX a conquistar una notable cuota parlamentaria después del 28 de abril?

No lo veo tan grave como preocupada veo a la gente por si llegan. Les estamos haciendo la campaña. Se habla de ellos continuamente porque ha sido una burbuja que ha salido del pantano. Tras los resultados de las andaluzas, no sería para asustarse que tuviese bastante fuerza en el Congreso también. Lo que fue pernicioso en las andaluzas fue el 41 % de abstención. La izquierda es idiota y no hace un análisis profundo de por qué hubo tanta abstención. Pero lo de Andalucía va a provocar una reacción y aquellos que no fueron a votar, seguramente vayan ahora. Ganará el PSOE seguramente. 

Lo que fue pernicioso en las andaluzas fue el 41 % de abstención. La izquierda es idiota y no hace un análisis profundo de por qué hubo tanta abstención

¿La izquierda es ahora más idiota que hace décadas?

La mediocridad de los dirigentes políticos de izquierdas es evidente, pero esto empieza hace muchos años. Están más bajos en preparación de todo tipo. El posmodernismo ha desprestigiado lo profundo, la verdadera cultura. Todo vale. Y cuanto más banal, cuanto más frívolo, cuanto menos denso, mejor. Mejor que vayas a hacer payasadas a que des una conferencia profunda de filosofía, porque dirán que no va a ir nadie. Con este criterio, los dirigentes políticos tampoco se esfuerzan. No hay ninguno que se pueda comparar a la calidad que tenían los de la II República. Durante el Franquismo teníamos que ir a Francia a comprar libros porque estaban prohibidos, no teníamos internet tampoco. Pero el Partido Comunista hacía unos cursos en los que se leían a los clásicos. Citar hoy a los clásicos es de risa. No se puede citar a Marx o Rosa Luxemburgo, te miran mal. 

¿Referéndum en Cataluña o no? ¿Qué haría con los políticos presos catalanes?

Estoy en contra del referéndum totalmente. La división de un país solo beneficia al poder y a la OTAN. Lo que hicieron con Yugoslavia es una infamia. Los pueblos se unen, no se separan. En Cataluña han destrozado el movimiento feminista, han acabado con el movimiento sindical, el movimiento estudiantil no existe. La independencia sólo beneficiaría a los que han dominado las finanzas catalanas durante 40 años. Nadie de izquierdas puede defender el troceamiento de un país. Se desesperan con el Brexit y quieren separar Cataluña. Lo primero que eliminó Artur Mas fue el Observatorio de género y lo segundo la sanidad. Espero que los condenen a varios años de cárcel por lo que han hecho.

¿Cómo ve la gestión de Manuela Carmena en la ciudad de Madrid?

Durante su mandato, además de lo de la operación Chamartín, han continuado tremendas barbaridades. Por ejemplo, los centros de menores, en los que se cometen incluso abusos sexuales por parte de proxenetas y la mayoría están privatizados. No se ha hecho nada para parar eso. Aparte de la feria de vientres de alquiler, que cada año se celebra en Madrid y contra la que no han hecho absolutamente nada. Cuando hemos ido a ver a la alcaldesa, nos han dicho que no se puede hacer nada. La libertad es ahora la excusa para permitir todas las explotaciones e indignidades. 

¿Cree que sacará el PSOE finalmente a Franco del Valle de los caídos?

Lo lleva diciendo bastantes meses ya. Quizá sí, porque es una promesa que ha repetido y con la que sabe que se ha ganado la simpatía de algunos votantes. Los descendientes de franquistas no están ya tan fuertes como antes. 

Estoy todavía esperando a declarar para la querella argentina, pero creo que me moriré sin ver nada más sobre ese tema. No tengo esperanza en que eso pueda fructificar

¿Ha visto el documental 'El silencio de otros', sobre los crímenes del Franquismo y la querella argentina?

Lo pusieron el otro día en La 2 y no lo quise ver porque me duele demasiado. No puedo seguir viendo ni leyendo sobre eso. Básicamente es la historia de mi vida. Somos el país que tiene más desaparecidos después de Camboya. Fue un genocidio del que no nos hemos recuperado. Franco fue la dictadura más larga de toda Europa. Estoy todavía esperando a declarar para la querella argentina, pero creo que me moriré sin ver nada más sobre ese tema. No tengo esperanza en que eso pueda fructificar. 

Suscríbete a nuestra newsletter