"España se está lavando la cara con la Cumbre del Clima"

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) comenzó el 2 de diciembre y se clausurará este viernes. Paralelamente, activistas de diferente índole se han reunido en Madrid  para la Cumbre Social por el Clima, un evento alternativo que dio comienzo el pasado sábado. Está convocada por grupos de justicia social y ambiental para llamar la atención sobre la represión política en curso en Chile, la influencia corporativa en la cumbre climática, el propio fracaso de España para abordar la crisis climática y el eurocentrismo de la conferencia. Hablamos con Tom Kucharz, periodista, activista y uno de sus organizadores.

Háblenos sobre cómo 850 grupos organizaron esta Cumbre Social para el Clima en un período de tiempo tan corto.

En realidad, la cumbre social se organizó en menos de cuatro semanas. En primer lugar, es una acción solidaria con la gente en Chile, con todas las personas en el mundo que sufren crímenes de lesa humanidad, que sufren represión, que sufren los crímenes de corporaciones transnacionales y estados corruptos, solo haciendo negocios y política a favor de una minoría muy pequeña, que son las grandes empresas, que también se están reuniendo aquí en la cumbre oficial sobre el clima.

También se reúnen por la situación en España

También en España tenemos una enorme situación de injusticia y desempleo. Estos problemas, junto con la corrupción, la crisis económica, social y ambiental en todo el mundo nos unen. Movimientos sociales, sindicatos, grupos ecologistas, pero también grupos de justicia social de todo el mundo. Y ante todo es una denuncia de la represión del gobierno derechista de Chile contra su propio pueblo. Estamos muy conectados con los organizadores del espacio de la sociedad civil que se celebra al mismo tiempo en Santiago de Chile, también criticando la farsa y el teatro que se realiza en la cumbre oficial, porque no son la solución a la gran emergencia climática. Nosotros, las personas, somos la solución.

La alcaldía de Madrid (PP) hizo campaña contra las regulaciones climáticas y ahora la ciudad acoge la COP por decisión de Pedro Sánchez

Exactamente. Deberíamos saber que España es uno de los países europeos más responsables del aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero en las últimas décadas. Por lo tanto, España tiene una enorme deuda ecológica e histórica con el Sur Global, completamente dependiente de las importaciones de combustibles fósiles. Y la gran corporación transnacional de España está cometiendo crímenes y violaciones de los derechos humanos todo el tiempo y son muy responsables de las destrucciones naturales en todo el mundo. Hemos tenido gobiernos socialdemócratas y gobiernos conservadores de derecha que han sido muy irresponsables, ya que no se han preocupado lo suficiente por la emergencia climática.

España es uno de los países europeos más responsables del aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero en las últimas décadas

¿Qué ha significado traer la Cumbre a España?

Una estrategia para obtener algunos votos, un lavado de cara verde sobre las políticas nacionales de combustibles fósiles. Los diferentes gobiernos españoles han demostrado en el último año que no estaban aumentando su compromiso para combatir la emergencia climática. No están realmente comprometidos a cambiar la política económica y energética. España necesita un cambio completo, un cambio de paradigma del modelo de desarrollo en Europa, que es completamente irresponsable y una causa fundamental de la emergencia climática en todo el mundo.

Un lavado verde como el que ha hecho el actual gobierno municipal de Madrid.

Efectivamente. Porque hace solo unos meses, el alcalde de Madrid negaba el cambio climático y decía que eliminaría todas las políticas ambientales que el gobierno municipal anterior implementó, como la limitación del tráfico rodado en el centro de la ciudad. Debemos saber que España es uno de los países más contaminantes del mundo. Casi 40,000 personas al año causan muerte prematuras. Esto significa que en Madrid, más de 3.000 personas mueren prematuramente debido a la contaminación del aire. Y eso se debe principalmente al gran tráfico de vehículos que existe. Así que tenemos un sistema de transporte insostenible.

Manuela Carmena implementó esta zona de bajas emisiones, pero el actual alcalde, Martínez Almeida, basó su campaña electoral en eliminarla.

Exactamente. Y justo antes de la cumbre climática, dice que es lo mejor que ha hecho. Está tratando de lavar su imagen. De hecho, el Partido Popular es responsable de llenar con dinero público las empresas más contaminantes de España. Es por eso que han dado cientos y miles de millones de euros a las compañías de energía sucia en los últimos años.

¿Quién impidió entonces que el alcalde se deshiciera de la zona de bajas emisiones?

Lo hicimos una plataforma muy interesante creada por muchas personas aquí en el centro de la ciudad, con docenas de organizaciones involucradas para defender Madrid Central. Fue un trabajo colectivo, y decenas de miles de personas salieron a las calles en verano justo después de las elecciones locales para pedir no eliminaran Madrid Central. Y eso está muy relacionado con la lucha por la justicia climática no solo en España sino en todo el mundo.Las personas que están luchando para deshacerse en Madrid del tráfico de automóviles también pelean junto con muchas otras en tdo el mundo contra la contaminación del aire. Este estúpido sistema de poner dinero público en la industria del automóvil y la industria petrolera es también responsable de la violación minera y de los derechos humanos en todo el mundo, circunstancia que está ocurriendo en Oriente Medio y en América Latina.

Poner dinero público en la industria del automóvil y la industria petrolera es responsable de la violación de los derechos humanos en todo el mundo

Estamos sentados frente a un gran cartel, en esta Cumbre Social por el Clima, que dice "Vamos a descolonizar". 

"Descolonicemos" significa que existe una profunda impunidad histórica sobre los crímenes cometidos por Europa en la época colonial, tanto con el comercio de esclavos como con el asesinato de millones de indígenas en Estados Unidos. Para nosotros es tan importante que los pueblos indígenas, migrantes y refugiados estén a la vanguardia de las manifestaciones. Son los que están luchando contra los combustibles fósiles de estas mismas corporaciones transnacionales españolas y europeas que están financiando la cumbre oficial sobre el clima.

Suscríbete a nuestra newsletter