Hay otro fútbol: así es el primer torneo europeo de clubes populares que rechazan el deporte como negocio

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

"No solo existe el fútbol de élite que levante pasiones sino que hay otro fútbol". Las palabras de David Laguía, presidente del CD Cuenca-Mestallistes 1925 representan, seguramente, a miles de personas. El fútbol es el deporte mayoritario en nuestro país y en gran parte del mundo. Pero no todos los amantes del balón se identifican con los grandes y poderosos clubes. Especialmente porque la distancia entre el aficionado y el club que siguen es cada vez más grande. Por ello, desde hace más de una década ha ido cobrando cada vez más fuerza el llamado movimiento del "fútbol popular". 

¿En qué consiste el fútbol popular? Cada proyecto tiene sus particularidades, pero en resumen, la filosofía es otorgar voz, poder y participación al aficionado. Los referentes utilizados por este tipo de clubes surgieron en Inglaterra. El ejemplo más citado es el del F.C United, de Manchester, fundado en 2005. Un grupo de aficionados descontentos con la compra del histórico Manchester United por un multimillonario fundaron este equipo caracterizado por funcionar de manera horizontal. También se usa como referencia al AFC Wimbledon, surgido en 2002 tras mudarse el equipo histórico a otra ciudad. 

¿En qué consiste el fútbol popular? Cada proyecto tiene sus particularidades, pero en resumen, la filosofía es otorgar voz, poder y participación al aficionado

En nuestro país los pioneros fueron el Atlético Club de Socios. Un grupo de aficionados del Atlético de Madrid, tremendamente descontentos con la gestión del club por parte de la familia Gil, decidió en 2007 formar un club gestionado por los socios en todos los ámbitos. Nacía así un club que se ha consolidado en las categorías de Preferente o Regional y que actualmente tiene su sede en El Bercial, Getafe. Después llegaron otros equipos como el Club de Accionariado Popular Ciudad de Murcia. En 2010 desapareció, por segunda vez, el Ciudad de Murcia original. Gestiones horrorosas provocaron que sus aficionados se quedaran huérfanos y decidieran fundar un club de referencia en el fútbol popular. 

Situación parecida vivieron en 2013 los aficionados del histórico Unión Deportiva Salamanca. Un club que desapareció también por mala gestión. Y una plataforma de aficionados que intentó, sin éxito rescatar al club. Fundaron entonces Unionistas de Salamanca, con una apuesta clara por el fútbol popular. Es uno de los equipos más exitosos en lo deportivo. Han jugado varias temporadas en Segunda B y en dos ocasiones, la última esta temporada recientemente finalizada, han disputado la fase de ascenso a Segunda División. Y están preparados para dar el salto a las categorías profesionales. Habrá más ocasiones. Su popularidad ha subido enteros en los últimos años tras enfrentarse al Real Madrid en Copa del Rey. Como la mayoría de clubes de este movimiento, sus socios han rechazado asambleariamente los patrocinios de casas de apuestas. La pasada semana aparecieron en el programa Salvados de La Sexta, lo que aún les ha dado más visibilidad.

Como la mayoría de clubes de este movimiento, sus socios han rechazado asambleariamente los patrocinios de casas de apuestas

También han estado cerca del ascenso a Segunda en el SD Logroñés. Un club que se creó también al desaparecer el equipo de referencia en Logroño, el Club Deportivo Logroñés. Curiosamente, en 2009 se fundaron dos nuevos equipos en la ciudad. Por un lado, el mencionado SD Logroñés, gracias a una plataforma de aficionados y empezando desde cero. Por otro, la Unión Deportiva Logroñés, a golpe de talonario empresarial y comprando una plaza en Segunda B directamente. Aunque los segundos han jugado en Segunda este año, no han logrado la permanencia. Por tanto, ambos clubes, con modelos contrapuestos, se enfrentarán la temporada que viene en la nueva 1ª RFEF, lo que venía siendo Segunda B. 

Otro club del fútbol popular con aspiraciones es el Xerez Deportivo, que jugará el año que viene en 2ª RFEF. Una categoría que compartirá con un histórico del fútbol popular en nuestro país. Es el Unión Club Ceares, del barrio gijonés del mismo nombre. Fundado en 2011, está consolidado ya en la ciudad y suelen ser habituales (también en otros clubes) sus actividades sociales. También forman parte de este movimiento en categorías más bajas, que está creciendo, el CF Reus, el Polideportivo Almería, Independiente de Vallecas, U.D Ourense, CFP Orihuela, UD Aspense, FC Tarraco, UP Palencia, Rosal FC, Ortuellako Jendea o el CD Villaescusa de Haro

Fenix Trophy, un intercambio cultural entre aficiones

Uno de los últimos equipos de este tipo en llegar ha sido el CD Cuenca-Mestallistes 1925. Lo hicieron oficialmente el verano pasado. Es un equipo histórico en la ciudad aunque olvidado. Fue fundado en la calle Cuenca de la ciudad de Valencia en 1925. Llegó a ser algunos años el filial del principal equipo valenciano. Tras varias etapas sobreviviendo, un grupo de personas vinculadas al club decidieron que la gestión fuera mediante socios. Coincide además con una etapa en la que hay una sensación de desarraigo respecto al máximo accionista del principal club de la ciudad, el Valencia.  

CD Cuenca-Mestallistes 1925
CD Cuenca-Mestallistes 1925

Han comenzado a competir esta temporada en Segunda Regional, con dificultades para encontrar instalaciones para jugar pero con el apoyo de una figura importantísima para el fútbol en Valencia. Se trata del ex-jugador Mario Alberto Kempes. El argentino está vinculado al club y es Presidente de Honor.

Desde el equipo valenciano acaban de dar un paso más en la expansión del fútbol popular. Participarán en el Fenix Trophy, el primer torneo europeo formado por clubes del fútbol popular o con características singulares. Se disputará a partir de septiembre, con fechas aún por determinar. Y es un torneo amistoso, elevando este concepto a la máxima potencia. "Más allá del torneo deportivo en sí y los resultados, el objetivo es crear un intercambio cultural entre aficiones y maneras de ver el fútbol. Y sobre todo del fútbol amateur, el fútbol entendido de otra manera", explica en conversación con este medio David Laguía, presidente del club. 

Más allá del torneo deportivo en sí y los resultados, el objetivo es crear un intercambio cultural entre aficiones y maneras de ver el fútbol

Participan un total de 8 equipos de 7 países diferentes. Por Italia, el Brera FC y el AS Lodigiani. Por Inglaterra, el ya mencionado FC United. El AKS Zly representa a Polonia, el Prague Raptors a República Checa, el HFC Falke a Alemania y el AFC DWS a Holanda. 

"Se puso en contacto con nosotros el Brera, que son los impulsores. Nos llamaron con esa iniciativa y fuimos avanzando. Todo se autofinancia. Entonces tienes que buscarte la vida para conseguir los patrocinadores para viajes y todo. No hay un superpatrocinador. Hubo algún medio que enseguida lo comparó con una Superliga. Aquí no hay nadie detrás dotándote de dinero. Esto casi ni siquiera lo hacemos para ganar dinero, con costearlo nos conformamos. Y en eso estamos ahora. Estamos tocando posibles patrocinadores", señala Laguía. 

El presidente del equipo valenciano reconoce que les llamó la atención que los llamaran a ellos. Enseguida compartió el proyecto con el resto de clubes de fútbol popular de nuestro país, que mantienen regularmente el contacto y realizan diferentes encuentros e intercambios. "No sabemos exactamente el motivo por qué nos llamaron. Quizás por estar en Valencia, una ciudad con buena conexión por vía aérea. Puede ir por ahí la cosa", afirma. El torneo, insiste, va más allá de los futbolístico. "Pensamos hacer rutas culturales, actos de hermanamientos o intercambio de ideas para poder llevar a cabo en nuestro club. El fútbol va a ser la excusa para conocernos", destaca. 

"No deja de ser un torneo amistoso, esto no trata de suplantar ninguna otra competición que tenga la UEFA o la RFEF, Es lo que sí hacía la Superliga. Ahora es cerrado, como todos los torneos amistosos pero tenemos el compromiso en que el torneo será abierto", señala Laguía. 

El CD Cuenca-Mestallistes 1925 ha tenido mucho impacto mediático, especialmente en Valencia, durante su primera temporada. En lo deportivo, se están jugando el ascenso de categoría durante estas semanas. Y han conseguido la nada desdeñable cifra de 100 socios en un año complicado por la pandemia. “El año que viene será el del afianzamiento del proyecto casi con toda seguridad”, destaca Laguía. 

Clubes del torneo

Según destacan desde la propia organización del torneo, los 8 clubes participantes son famosos por varias razones: "clubes reconstruidos y administrados por los aficionados, clubes con importantes proyectos sociales y culturales, clubes con habilidades de comunicación extraordinarias, etc". En resumen, una verdadera red europea entre clubes no profesionales de "culto"

"El Trofeo FENIX es sobre todo una experiencia de intercambio deportivo, destinada a destacar las mejores prácticas dentro del fútbol no profesional: conducta deportiva, vínculos con la comunidad local, sostenibilidad, uso de tecnologías y amistad entre clubes. El símbolo del trofeo es un fénix, el ave mitológica que se regenera de las cenizas de su predecesor: se erige como una metáfora y un deseo de renacimiento de nuevos modelos de fútbol", afirman. Además, cada club se emparejará con una causa solidaria. "La estructura de comunicación dará un gran protagonismo a cada socio benéfico, ofreciendo la oportunidad tanto de ingresos como de promoción de su causa a escala europea", afirman desde la organización. 

El Trofeo FENIX es sobre todo una experiencia de intercambio deportivo, destinada a destacar las mejores prácticas dentro del fútbol no profesional

El club impulsor, el Brera FC, fue fundado en el año 2000. Con sede en Milán, es conocido principalmente por su capacidad para emprender proyectos creativos de fútbol social y cultural. Hace unos años formaron un equipo completamente de migrantes. Ahora participa en iniciativas de fútbol en apoyo de las comunidades romaní y sinti. En el pasado, el proyecto más conocido de todos fue el "FreeOpera Brera", al constituir el primer equipo en un campeonato oficial compuesto únicamente por convictos. 

La compra del Manchester United por Malcolm Glazer en mayo de 2005 fue el suceso que condujo a la fundación del FC United of Manchester, un club de fútbol creado por aficionados del Manchester United y dirigido democráticamente siguiendo el principio "nuestro club, nuestras reglas". Su trabajo comunitario es extenso: un centro de alimentos dirigido por voluntarios, descrito como "un salvavidas para muchos", ha estado entregando paquetes de alimentos a las personas más necesitadas desde el comienzo de la pandemia, 

La Lodigiani Calcio fue fundada en 1972 por Giuseppe Malvicini. Juegan en Roma y aunque no es un club de fútbol popular como tal, siempre ha dado mucha importancia a la formación y los jugadores jóvenes. Una de las joyas de la Lodigiani, junto con su excelente sistema juvenil, es sin duda su campo de entrenamiento La Borghesiana, un complejo deportivo construido para la Copa del Mundo de 1990. 

fenixtrofeo
Trofeo FENIX

El AKS ZŁY se fundó en agosto de 2015 en Varsovia, y en mayo de 2016 se registraron los equipos masculinos y femeninos en la Asociación Polaca de Fútbol. En 2019, ambos equipos fueron ascendieron a una división superior. Es el primer club democrático administrado íntegra y directamente por una asociación que incluye tanto a simpatizantes y activistas como a deportistas y entrenadores. Representa una de las pocas iniciativas de este tipo en toda la historia del deporte polaco. El AKS ZŁY tiene planes educativos ambiciosos, que implican una cooperación abierta tanto con deportistas profesionales como con adolescentes y niños de la comunidad. El objetivo de la asociación es desarrollarse como un club deportivo multisectorial manteniendo una estructura democrática.  

El Prague Raptors, de la capital de la República Checa, se inauguró en 2017 siguiendo la idea de un niño de 5 años, Lukas Moss, quien le preguntó a su padre (presidente del club) por qué no podían crear un equipo de fútbol. A Lukas le encanta Jurassic Park (de ahí el nombre Raptors), y su color favorito es el azul: así nació el club. El club está muy comprometido con la diversidad y la igualdad, apoyando proyectos como FootballvsHomophobia, así como organizaciones benéficas como Street Child (ayudando a niños atrapados en conflictos) y Brave Bear (ayudando a niños que tienen enfermedades que amenazan la vida). 

El HFC Falke es un club fundado en 2014 por aficionados del Hamburgo SV, tras la transformación de este último en una sociedad anónima con ánimo de lucro. El HFC Falke es una asociación de propietarios que se define a sí misma a través del derecho de codeterminación de cada socio a título individual. El trabajo del club y de los miembros es una prioridad, por lo que las actividades iniciadas por los aficionados se llevan a cabo de forma regular. 

El DWS es uno de los clubes de fútbol más antiguos de Ámsterdam. Fundado en 1907 en los muelles de la ciudad, pronto se convirtió en uno de los clubes más exitosos de la región. En 1972, el DWS se fusionó con otros dos clubes de Amsterdam, creando el FC Amsterdam, pero después de 10 años el nuevo club quebró. Posteriormente, el DWS comenzó de nuevo en las divisiones de aficionados y forjó una academia juvenil muy prometedora. Además de ser un equipo de fútbol, el club está desarrollando proyectos para ayudar a la comunidad local a través de programas escolares, trabajos, ofertas de empleo, etc.  

Un movimiento que crece

El balance del movimiento del fútbol popular es muy bueno. Crece continuamente. Lo sabe bien Emilo Abejón, secretario general de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE) y uno de los fundadores del citado Atlético Club de Socios. "Este tipo de proyectos están muy pegados a su comunidad, su financiación proviene básicamente de sus socios y comercio local, cuando vienen mal dadas y vienen las crisis, son los que flotan. Todos los demás que están dopados de alguna manera, blanqueando capitales de no sé dónde, como herramienta para circulación de jugadores de los agentes, como capricho o no capricho de constructores locales, etc, vienen crisis y se hunden. Y sin embargo, la mayoría de los proyectos de fútbol popular se han ido manteniendo con presupuestos muy similares. Con cifras de socios similares pese a no poder ir al fútbol", afirma a este medio. Abejón está convencido de que en el próximo lustro veremos además a alguno de estos equipos como mínimo en Segunda.

Este tipo de proyectos están muy pegados a su comunidad, su financiación proviene básicamente de sus socios y comercio local

La idea de la Superliga, esa competición ideada por Florentino Pérez junto a los clubes más poderosos del mundo, es representativa del modelo actual del fútbol. "Es el enésimo proyecto de intentar llevar el negocio a la máxima ambición. Algunos magnates no comprenden que si entran en Champions ingresen 50 millones más que si no lo hacen. O que descienda el equipo y pasen de tener unos ingresos de 40-50 millones a tenerlos de 5 u 8. ¿Qué buscan? Eliminar el riesgo y asegurar el máximo de ingresos aprovechando una situación de crisis. La Superliga es la última vuelta de tuerca, o la penúltima, porque son incansables. Lo que provoca es eliminar en lo que se basa el deporte, la incertidumbre, los ascensos y descensos por clasificaciones en méritos deportivos", apunta. 

Para Laguía, es preocupante el devenir del deporte en general de masas para convertir al aficionado en un cliente. "Como el fútbol está muy arraigado con nuestras vivencias, muchas veces no somos clientes, somos aficionados y forma parte de nuestro ser. Lo que provoca que esta visión alternativa del fútbol tenga tanto cariño", señala sobe el fútbol popular. 

Suscríbete a nuestra newsletter