Florentino Pérez, el padrino del IBEX y de los medios de comunicación

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

Florentino Pérez aparece en las tramas de corrupción de Gürtel, Púnica, Lezo, 3% de Convergencia y financió a las fundaciones del PP y del PSOE. La estafa del Castor nos ha costado más de 3.000 millones de euros, su empresa ACS tiene 100 filiales en paraísos fiscales y con sus obras ha destrozado costas y ríos, como en Guatemala, dejando a más de 30.000 indígenas sin agua. Sin embargo, nunca ha sido imputado por la justicia española. 

El fiscal Pedro Horrach reconoció que la única vez que ha recibido presiones fue cuando hizo declarar como testigo al presidente de ACS y del Real Madrid. "Soy amigo del Fiscal General del Estado y del director general de Policía", le dijo Florentino. De aquel momento no hubo ni una sola imagen en televisión; todos los medios lo vetaron. 

En la comisión parlamentaria por el hospital que le concedió su amigo corrupto Jaume Matas, acabó riñendo a las personas que lo investigaban, una conducta que se repitió durante el proceso judicial de la Operación Púnica, cuando el juez le interrogó acerca de si le habían pedido dinero para financiar al Partido Popular. Florentino reaccionó visiblemente molesto, asegurando que quien le conoce no se atrevería a hacerle semejante pregunta.  

Uno de los mayores entendidos en corruptelas del régimen del 78 y del franquismo fue Jesús Gil. El que fuera presidente del Atlético de Madrid decía que en el palco del Bernabéu "hay que estar porque cumple en democracia las funciones de las cacerías de Franco". Florentino Pérez ha ido tejiendo sus relaciones de poder desde la planta noble del estadio de Chamartín, donde se han llegado a celebrar consejos de ministros, según cuenta el periodista Juan Carlos Escudier, objetivo de espionaje por parte del comisario Villarejo el año que publicó el libro 'Florentino Pérez, retrato en blanco y negro de un conseguidor'. 

El presidente de ACS es un experto en el control de los tempos mediáticos. Sus grandes aliados a la hora de conformar la agenda setting han sido Antonio García Ferreras y Eduardo Inda. El primero vetó en la Cadena SER a Matilde Fernández, única concejala del PSOE que se oponía a la recalificación de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid. El segundo fichó para Okdiario a Javier Iglesias, periodista que reconoció en el juicio de la Trama Púnica haber recibido dinero del conjunto blanco para contrarrestar la información negativa del equipo a través de un medio falso.

Debajo de la banalidad de algunos programas también se tejen estas redes de confianza que son de extraordinaria utilidad para el poder. 'El Chiringuito de Jugones', espacio de Atresmedia que presenta y dirige Josep Pedrerol, es cliente de la empresa Skelton, propiedad del hijo de Javier Tebas, actual presidente de la Liga de Fútbol Profesional. Skelton es una consultoría de gestión y explotación de Social Media por donde han pasado periodistas que trabajaron en Real Madrid TV cuando Ferreras estaba el frente del área de comunicación. Otro de los apellidos ilustres de la prensa deportiva relacionado con Florentino Pérez es el de De la Morena. La hija del director de ‘El Transistor’ de Onda Cero trabaja para el presidente de ACS y colabora también con el de La Liga.

Según el periodista Santiago Segurola, "Florentino es un presidente consciente del poder que tiene, le gusta utilizarlo. Tiene esa soberbia del poder. Es un gran empresario, le gusta manejarlo hasta en los más pequeños espacios y no se le escapa nada. Yo sé por ejemplo en mi época de El País si no le gustaba un pie de foto te llamaba. Eso demuestra el interés que a él le merecen los medios de comunicación y también su capacidad invasiva. Es un presidente que interviene hasta el milímetro. O estás con él o contra él. Cuando estás con él vives muy bien protegido por Florentino Pérez, pero si alguna vez tienes alguna crítica… Muchas veces hemos tenido que luchar con esa desgracia de que el presidente te califique de 'antimadridista'. Esa bala dispara y el retorno es muy difícil. Lo único que puedes hacer es seguir trabajando. En este sentido Florentino Pérez es desleal con el periodismo. Él sabe manejar a la profesión periodística, pero a la vez la teme". 

En el año 2016, Segurola se vio envuelto en una polémica con periodistas deportivos críticos con Florentino, y en consecuencia fue despedido del diario Marca. También se relevó a Diego Torres como encargado de la información del Real Madrid en El País, tras afear a Arbeloa por su genuflexión ante Florentino. Juanma Trueba, subdirector del diario AS, corrió la misma suerte después de ser señalado entre los díscolos con el presidente blanco. 

Tres años antes, en 2013, Florentino Pérez ya había logrado un acuerdo con Alejandro de Pedro, conseguidor de la Trama Púnica, para montar un medio de comunicación falso llamado ‘Diariobernabeu’, que utilizaba para marcar las directrices deportivas de Carlo Ancelotti, por entonces entrenador del equipo y reticente a alinear al gran fichaje de aquel año, el delantero galés Gareth Bale. 

En 2019 nada ha cambiado. Florentino Pérez nos sigue meando y los medios de comunicación dicen que llueve.

Suscríbete a nuestra newsletter