Greta Fernández: "Me preocupan los partidos de extrema derecha, pero no lo que piensen del cine español"

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

A sus 24 años el cine le está ofreciendo un momento dorado. Greta Fernández ha presentado en la Berlinale su última película, 'Elisa y Marcela' (Isabel Coixet), con la que compite por el oso de oro, máximo galardón del festival de cine. El filme se estrenará próximamente en las salas españolas de cine y luego pasará a formar parte de la plataforma virtual Netflix. "Yo no conocía la historia real antes de empezar con esta película, Natalia de Molina tampoco. Hay muchas informaciones, pero no sabes hasta qué punto puedes confiar en que todo lo que se cuenta sea verdad", afirma. Por eso la libertad creativa que les ofreció Isabel Coixet fue fundamental para interpretar sus personajes. Greta interpreta a Marcela, una de las dos protagonistas principales de la historia amorosa de estas dos mujeres gallegas de principios del siglo pasado. "Elegimos libremente la visión que queríamos ofrecer de Elisa y Marcela, con imaginación y creatividad. Natalia se documentó mucho más que yo e incluso se leyó un libro sobre el tema. Yo no", confiesa ante Kamchatka y un pequeño grupo de periodistas de todo el mundo. 

Ellas no se conocían antes de empezar a prepararse para la película. "Nos habíamos visto dos o tres veces, pero no habíamos tenido casi contacto. Empezamos a conocernos una semana antes de rodar 'Elisa y Marcela'. Me parece que quizá es mejor no haberse conocido previamente. Así pudimos dar forma juntas a nuestros personajes desde el principio". 

'Elisa y Marcela' - Quim Vives
'Elisa y Marcela' - Quim Vives

En la película Elisa y Marcela intentan, a toda costa, que su historia de amor salga adelante e incluso sucumben a los convencionalismos de la época para parecer una familia tradicional, usando diferentes estrategias. Uno de los momentos de mayor intensidad de esta cinta en blanco y negro es la dura vida que pueden ofrecer a su hija. "Hay un momento en el que Marcela no deja que Elisa coja a la niña. No quiere que note que está enferma y no dejar que la sostenga es como querer decir que no se vuelva real esa dura situación. La mirada de Marcela denota que esa circunstancia no quiere que sea un problema entre ellas". 

Isabel Coixet ha afirmado que Natalia de Molina y Greta Fernández también ayudaron en el guión, escribiéndose mutuamente cartas de amor que se muestran en la película. "A mi me encanta escribir, siempre me gustó desde joven. Mi madre es escritora y es algo con lo que he convivido siempre. He escrito muchas cartas en mi vida, también para mis novios", relata Greta. 
 A pesar de las alabanzas que han recibido estas misivas por parte de Coixet, Greta confiesa que le daba "un poco de vergüenza leer la carta en alto, pero estoy contenta de que Isabel nos haya dado tanta confianza para que sean las cartas reales que luego aparecen en la película".  

coixet
'Elisa y Marcela' - Quim Vives

Sobre la polémica de los partidos de extrema derecha con el cine español y la gala de los Goya, Greta comenta que lo que opinen "no es realmente relevante, porque cada cual puede tener su propia opinión sobre el cine. Eso es algo muy personal. Me parece mucho más importante lo que opinan en otros ámbitos". Y deja clara su postura: "Estos movimientos de extrema derecha son muy peligrosos y España está atravesando un momento muy complicado en ese sentido". Y cree que el papel que juega el cine en el desarrollo de los movimientos de extrema derecha es fundamental. "Espero que las películas ayuden a que el mundo sea mejor. Tenemos que remar en una dirección que es totalmente contraria a la que ellos proponen". 

 

Fotos: Quim Vives

Suscríbete a nuestra newsletter