La historia de un hombre incomprendido en la Polonia más tradicional

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

Entre los estrenos de esta semana sobresale Mug, que se proyecta a partir de hoy en varios cines de la península. Se trata de la última película de Malgorzata Szumowska, que cuenta la historia de Jacek, un tipo que gasta pintas de rebelde y escucha a Metallica en un pueblo polaco de misa diaria. Jacek ama a su novia, a su perro y el heavy metal. Su familia, su pequeña ciudad natal y sus compañeros lo ven como un friki divertido y trabaja en la construcción de la que, se supone, se convertirá en la estatua más alta de Jesús del planeta. Pero un día, cuando un accidente severo desfigura su cara al completo, su vida cambiará. Todas las miradas se volverán hacia él mientras se somete al primer trasplante facial de emergencia del mundo.

Malgorzata Szumowska es la cineasta más reconocida del nuevo cine polaco. Laureada en numerosos premios de prestigio internacional, ya durante sus estudios, sus obras fueron proyectadas en Cannes y ganaron premios en todo el mundo. En lo que se refiere al cine hecho en su país, la directora se caracteriza por tocar temas nacionales aplicando un humor ácido, como fórmula diferente para abordar lo que no le gusta de la sociedad polaca, que en palabras de ella es: "el catolicismo, la hipocresía, las agresiones, la falta de tolerancia y la ignorancia profunda en lo que es nuevo, diferente". Estos elementos están presentes en casi todas sus películas, pero según Szumowska Mug es más accesible que el resto: "Veo lo que está sucediendo en Polonia, me preocupa, duele y me llena de ansiedad, pero si hablaba de ello de esta manera, nadie querría escuchar lo que digo. Así que elijo el humor negro". Fuera del contexto de su tierra natal, 

La realizadora se atrevió en el pasado con temas controvertidos en la sociedad polaca, tratándolos con un toque ácido, pero tuvieron un éxito desigual. En In the name of (2013), plasmó la realidad de los sacerdotes homosexuales a través del personaje de un cura en la Polonia rural, donde las tradiciones tienen más raigambre. Es con Body (2015), que se llevó el oso de plata a la mejor dirección en La Berlinale, cuando ese sentido del humor negro que distingue a la realizadora y a su guionista, Michal Englert, fue apreciado por los críticos en Polonia y en el extranjero. A la directora le interesa abordar la realidad de su país con un punto irónico intencionado, pues considera que no solo es refrescante y simplemente atractivo, sino que es un valioso intento de mostrar a los polacos una perspectiva diferente al punto de vista serio, histórico o martirológico al que la cultura de Polonia está acostumbrada, y piensa que tal vez por esto el cine polaco no ha tenido demasiadas comedias apreciadas en el extranjero en el pasado.

Su nueva película aprovecha dos eventos reales para contar una historia peculiar. Por un lado, la construcción de la estatua más grande del mundo de Cristo en Swiebodzin, mayor que la de Río de Janeiro. Por otro, la primera cirugía de trasplante de cara del mundo para salvar la vida de un paciente, que fue realizada por los médicos del Centro de Oncología en Gliwice. Estos acontecimientos son usados para contar una historia que habla sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, su lugar de nacimiento, sus raíces culturales y sus costumbres.

Como detalle destacable en el plano técnico, es de interés el uso de viejas cámaras plegables con la intención de dirigir la percepción del espectador a elementos específicos dentro del marco creando cierta distorsión, un procedimiento arriesgado a juicio del guionista de la película, que les ha servido para apoyar la narración sobre esta deformación, subjetividad en el punto de vista y también sobre las disfunciones en las relaciones humanas y la sociedad. 

Suscríbete a nuestra newsletter