Noam Chomsky: "Los países ricos de Europa han dado una lección sobre lo que significa la unión"

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

Noam Chomsky es disidente político, lingüista y autor de renombre mundial. Es profesor laureado en el Departamento de Lingüística de la Universidad de Arizona, Tucson, y profesor emérito en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, donde enseñó durante más de medio siglo. Nos atendió la semana pasada desde su casa en Tucson, Arizona, donde se refugia junto a su esposa Valeria. Habló sobre la relación de Estados Unidos con la Organización Mundial de la Salud, acerca de los recortes del presidente Trump, el récord de muertes en los Estados Unidos; y analizó las condiciones en Gaza, el aumento del autoritarismo en todo el mundo y la respuesta progresiva. 

Primero rechazan las pruebas de la OMS, que habían sido críticas con la gestión de Estados Unidos frente al coronavirus, y ahora dicen que van a financiar a la Organización Mundial de la Salud.

Bueno, este es el comportamiento típico de autócratas y dictadores. Cuando cometes errores colosales que están matando a miles de personas, encuentras a alguien más a quien culpar. Y en los Estados Unidos, desafortunadamente es el caso, durante más de un siglo, siglo y medio, siempre ha sido fácil culpar al "peligro amarillo". El amarillo: "Vienen detrás de nosotros". He visto esto durante toda mi vida, de hecho, mucho antes. Entonces, culpe a la Organización Mundial de la Salud, culpe a China, afirme que la OMS tiene relaciones insidiosas con China, prácticamente está trabajando para ellos. Y eso se vende a una población que ha sido profundamente adoctrinada durante mucho tiempo, desde las leyes de exclusión china del siglo XIX, para decir: "Sí, esos bárbaros amarillos vendrán a destruirnos". Eso es casi instintivo.

Para estos líderes la ciencia es uno de los cuatro rincones del engaño, junto con los medios de comunicación, la academia... Olvidé el cuarto, pero son los cuatro rincones del engaño. Viven del engaño. Siguen conduciendo esto a la cabeza de las personas. Dicen: "¿Por qué debemos creer algo? ¿Por qué deberíamos creer las noticias? Son solo noticias falsas. Todos están tratando de destruir a nuestro salvador, nuestro presidente, el presidente más grande de la historia".

Mientras se reduce la protección contra enfermedades en medio de una pandemia, aumentan los fondos para la producción de combustibles fósiles

Soy lo suficientemente mayor como para recordar que cuando era niño escuchaba los discursos de Hitler por radio, las manifestaciones de Nuremberg. No podía entender las palabras, pero el tono y la reacción de la multitud, que lo adoraba, era muy clara y muy aterradora. Sabemos a lo que condujo. Es difícil: viene a la mente de inmediato cuando escuchas los desvaríos de Trump y la multitud. No sugiero que sea como Hitler. Hitler tenía una ideología, una ideología horrible, no solo masacrando a todos los judíos y 30 millones de eslavos y romaníes, y conquistando gran parte del mundo, sino también una ideología interna: el estado, bajo el control del Partido Nazi, debía controlar todos los aspectos de vida, incluso controlar la comunidad empresarial. Ese no es el mundo en el que estamos. De hecho, es casi lo contrario, las empresas controlan al gobierno. Y en lo que respecta a Trump, la única ideología detectable es el narcisismo puro. "Yo", esa es la ideología. Mientras sea lo suficientemente inteligente como para seguir sirviendo a los verdaderos maestros, invirtiendo dinero en los bolsillos de los sectores muy adinerados y corporativos, estos le permitirán salirse con la suya.

Es bastante sorprendente ver lo que sucedió en la conferencia de Davos en enero. Esta es la reunión de las personas que se llaman los "Masters del Universo": directores generales de las grandes corporaciones, ya sabes, grandes estrellas de los medios, etc. Se reúnen en Davos una vez al año, se felicitan mutuamente por lo maravillosos que son, adoptan una pose de humanistas dedicados que no se lo creen ni ellos, simplemente dedicados al bienestar de las personas del mundo. "Estás a salvo dejando tu destino en nuestras manos porque somos muy buenos".

Trump apareció y dio el discurso de apertura. No les gusta Trump. Su vulgaridad es incompatible con la imagen que intentan proyectar del humanismo cultivado. Pero lo aplaudieron salvajemente, aplaudieron lujuriosamente cada palabra, porque saben que él reconoce qué bolsillos hay que llenar con dólares y cómo hacerlo. Y mientras lo haga, mientras sirva a su electorado mayor, lo dejarán salirse con la suya, porque moviliza a una multitud que respaldará políticas como sus logros legislativos. La principal es una estafa fiscal que vierte dinero en manos de las arcas corporativas y perjudica a todos los demás. La desregulación es excelente para los negocios. Ellos la aman. Pueden destruir el medio ambiente y dañar a las personas tanto como quieran, pero muy perjudicial para la población.

Reduzca las restricciones de contaminación, las regulaciones de emisiones de automóviles, ¿qué sucede? La gente muere de contaminación, de envenenamiento por mercurio. Las aguas están envenenadas. Y el mundo se enfrenta al desastre. Se está acelerando el desastre. Sin ir más lejos, en el presupuesto del 10 de febrero, mientras se reduce la protección contra enfermedades en medio de una pandemia, aumentan los fondos para la producción de combustibles fósiles, lo que nos destruirá a todos. Por supuesto, mucho más dinero para el Pentágono y para su famoso muro. Pero ese es el mundo en el que vivimos, aquí, no en todas partes. Como dije, los países asiáticos han estado actuando con sensatez. Nueva Zelanda parece haberlo matado también. A Taiwán le va muy bien. En Europa, Alemania tiene quizás la tasa de mortalidad más baja del mundo, Noruega, también. Hay formas de reaccionar.

Y hay formas de tratar de destruir todo: lo que el presidente Trump está liderando, con el apoyo de la cámara de eco Murdoch, Fox News y otros. Y sorprendentemente, este acto de conjuración está funcionando. Entonces, con una mano alzada al cielo proclamas: "Soy el elegido. Soy tu salvador. Voy a reconstruir América, hacerla grandiosa nuevamente para ti, porque soy el sirviente. Soy el servidor leal de la clase trabajadora", y así sucesivamente. Mientras tanto, con la otra mano, los apuñalas por la espalda. Y llevar esto a cabo es un acto de genio político. Se debe reconocer que en Trump hay un talento serio involucrado, ya sea planificación intuitiva o consciente. Lo hemos visto antes en dictadores, autócratas, sociópatas que llegan a posiciones de liderazgo. Y ahora está sucediendo en el país más rico e importante de la historia mundial.

Trump ha heredado un sistema letal que falla y ahora lo está convirtiendo en una monstruosidad, pero las raíces estaban antes que él

Esa es una elección, no una inevitabilidad. Quiero decir, el sector corporativo está trabajando duro para planificar un futuro como el que estás describiendo. La pregunta es si las organizaciones populares podrán imponer suficiente presión para asegurarse de que esto no suceda.

Y hay maneras. Tome lo corporativo: lo que acaba de describir. Las corporaciones en este momento están ocultando sus copias de Ayn Rand y acudiendo al estado como su niñera para robar al contribuyente a fin de superar los resultados de su comportamiento criminal. ¿Qué han estado haciendo durante los últimos años? Las ganancias han estado por las nubes. Se han entregado a una orgía de recompras de acciones, que son dispositivos para aumentar la riqueza de los accionistas ricos y para la administración, al tiempo que socava la capacidad productiva de la empresa a gran escala, estableciendo sus oficinas en algún lugar de una pequeña habitación en Irlanda, por lo que no tienen que pagar impuestos, utilizando paraísos fiscales. Este no es un pequeño cambio. Esto son decenas de billones de dólares, robando al contribuyente. ¿Tiene que ser ese el caso?

Lleve el regalo actual a las corporaciones. Debería ir acompañado de condicionantes, término con el que estamos familiarizados por el FMI. Se les debe exigir que garanticen que no habrá más uso de paraísos fiscales, que no habrá más recompras de acciones, punto. Si no lo hacen, con una garantía firme, no hay dinero público para ellos.

¿Eso es utópico? De ningún modo. Esa era la ley, y la ley se hizo cumplir, hasta que Ronald Reagan, que encendió la espita para robar todo lo que se quisiera, con Milton Friedman y otros iluminados por detrás diciéndole: "Eso es libertad". "Libertad" significa robar al público masivamente por cosas como paraísos fiscales y recompra de acciones. Entonces no hay nada utópico en estas condiciones. Se dice: "Volvamos a un período de capitalismo prácticamente regulado", que se desarrolló desde Roosevelt, se llevó a cabo hasta 'los años 70, cuando comenzó a erosionarse, y, con Reagan, acaba de terminar.

Debería haber más exigencias, que parte de la dirección en las corporaciones fueran representantes de los trabajadores. ¿Eso es imposible? No, se hace en otros países, Alemania, por ejemplo. Debería existir el requisito de que garanticen un salario digno, no solo un salario mínimo, un salario digno. Ese es un requisito que se puede imponer.

Ahora, podemos avanzar más y reconocer que todo esto es anterior. Trump ha heredado un sistema letal que falla y ahora lo está convirtiendo en una monstruosidad, pero las raíces estaban antes que él. Solo piense en la razón por la cual ocurrió la pandemia. Las compañías farmacéuticas siguen la lógica capitalista. No quieren hacer nada. El martillo neoliberal dice que el gobierno no puede hacer nada como lo hizo en el pasado. Estás atrapado en un tornillo de banco. Luego aparece Trump y lo hace incomparablemente peor. Pero las raíces de la crisis son anteriores a Trump.

Lo mismo con el sistema de salud. Es un escándalo internacional: el doble del costo de países comparables. Los costes fueron estimados recientemente por un estudio en The Lancet, una de las principales revistas médicas del mundo. Estimaron que  los costos anuales para los estadounidenses son cerca de medio billón de dólares, y 68,000 vidas perdidas. Esto no es poca cosa.

Cuba, una vez más, exhibe un internacionalismo extraordinario, enviando médicos a Italia. China está proporcionando ayuda material. Estos son pasos hacia el internacionalismo progresista a nivel estatal

Si puede hablar por un momento, a nivel mundial, sobre lo que está sucediendo en un tema que ha estado en su corazón durante décadas, que son los Territorios Ocupados, Gaza y Cisjordania. En un lugar como Gaza, llamado por la ONU y las personas de todo el mundo como una especie de "prisión al aire libre" de casi 2 millones de personas, ¿qué podría significar la pandemia allí?

Es casi imposible pensar en eso. Gaza son 2 millones de personas que están viviendo en una prisión, prisión al aire libre, bajo ataque constante. Israel, que es la potencia ocupante, reconocida por todos en el mundo excepto Israel está imponiendo, ha estado imponiendo sanciones muy duras desde que los palestinos cometieron el error de llevar a cabo las primeras elecciones libres en el mundo árabe y elegir a las personas equivocadas. Estados Unidos e Israel cayeron sobre ellos como una tonelada de ladrillos.

La política de Israel, tal como lo explicó Dov Weissglas, el responsable de la retirada de las tropas israelíes, de los colonos y la imposición del nuevo régimen, explicó con franqueza: “Estamos poniendo a dieta al pueblo de Gaza, solo lo suficiente como para mantenerlos vivos", lo que significa que no se vería bien si todos murieran, pero nada más que eso. Entonces, no es un pedazo de chocolate o un juguete para un niño. Si tienen un problema de salud grave, tal vez puedan solicitar ir al hospital en Jerusalén Este. Tal vez después de un par de semanas, se les permitirá ir. Tal vez a un niño se le permite ir, pero a su madre no.

Si la pandemia se extiende en Gaza -  ahora hay un par de casos -, sería un desastre total. Las instituciones internacionales han señalado que para 2020, que es ahora, Gaza probablemente será apenas habitable. Alrededor del 95 por ciento del agua está totalmente contaminada. El lugar es un desastre. Y Trump se ha asegurado de que empeore. Retiró los fondos de los sistemas de apoyo para los palestinos en Gaza y Cisjordania, eliminó los fondos para hospitales palestinos. Y tenía una razón. No lo alababan lo suficiente. No eran respetuosos con el dios, por lo tanto, los estrangularemos, incluso cuando apenas sobrevivan bajo un régimen duro y brutal.

Por cierto, esto también se extiende a los palestinos en Israel. Activistas de derechos humanos en Israel señalaron recientemente, hay artículos al respecto en Haaretz , que Israel finalmente comenzó a establecer algunas áreas de prueba de manejo solo en áreas judías, no en las áreas con población palestina. Y para asegurarse de que los resultados esperados seguirían, lo anunciaron sólo en hebreo, no en árabe, para que los palestinos ni siquiera lo supieran. Bueno, eso está dentro de Israel. En los Territorios Ocupados, mucho peor.

Y el martillo de Trump entró diciendo: "Ni siquiera vamos a daros un centavo, porque no sois lo suficientemente respetuosos conmigo". No sé cómo describir este tipo de cosas. No puedo encontrar palabras para eso.

¿Qué crees que se requiere en una respuesta internacional para detener el auge del autoritarismo en respuesta a esta pandemia? Por ejemplo, en Filipinas, donde el líder autoritario, el aliado de Trump, Duterte, habla sobre matar personas; la represión masiva, sin el apoyo de la gente de la India, 1.3 billones de personas, con Narendra Modi. El presidente Trump estaba en India cuando la pandemia estaba despegando, sin decir una sola palabra al respecto, llenando un estadio de 100.000 personas. Tienes a Orbán en Hungría, que ahora está gobernando por decreto. ¿Qué se necesitaría para cambiar eso para que sea una respuesta progresiva?

Bueno, en realidad, lo que está sucediendo, en la medida en que se pueda encontrar una política coherente en la locura en la Casa Blanca, una cosa surge con considerable claridad, a saber, un esfuerzo por construir una internacional de los estados más reaccionarios y estados opresivos, liderados por el gangster en la Casa Blanca. Ahora, esto está tomando forma.

Mencionaste a India. Modi, que es un extremista nacionalista hindú, se está moviendo sistemáticamente para destruir la democracia secular india y aplastar a la población musulmana. Lo que sucede en Cachemira es horrible. Ya era bastante mala antes, ahora ha empeorado mucho. Lo mismo ocurre con la población musulmana, una gran población en la India. El bloqueo actual es casi, casi puedes describirlo como genocida. Modi hizo una advertencia de cuatro horas amenazando del bloqueo total. Eso suponen más de mil millones de personas. Algunos de ellos no tienen a dónde ir. Las personas en la economía informal, que es una gran cantidad de personas, simplemente son expulsadas. "Ve a caminar de regreso a tu pueblo", que puede estar a mil millas de distancia. "Morir en la carretera". Esta es una gran catástrofe en ciernes.

Lo que está sucediendo en Asia del Sur en general, se volverá insostenible muy pronto, si las políticas climáticas actuales persisten. El verano pasado, la temperatura en Rajasthan subió a 50 grados centígrados. Y está aumentando. Hay cientos de millones de personas en India que no tienen acceso al agua. Va a empeorar mucho, podría conducir a una guerra nuclear entre las dos potencias que básicamente dependen de los mismos recursos hídricos, que están disminuyendo con el calentamiento global: Pakistán e India. Quiero decir, la historia de terror que se está desarrollando es, nuevamente, indescriptible. No puedes encontrar palabras para eso. Y algunas personas lo alientan, como Donald Trump y su amigo Bolsonaro en Brasil, un par de otros sociópatas.

¿Pero cómo contrarrestas a un reaccionario internacional? Desarrollando una Comunidad Internacional Progresista. Y hay pasos para eso. No se está haciendo mucha publicidad sobre esto, pero creo que el próximo diciembre, habrá un anuncio formal de algo que ha estado en proceso durante algún tiempo. Yanis Varoufakis, el fundador y figura destacada de DiEM25, el movimiento progresista en Europa y Bernie Sanders hicieron una declaración en la que pedían una Comunidad Internacional Progresista para combatir y, esperamos, vencer a la reacción  basada en la Casa Blanca. 

Ahora bien, si nos fijamos en el nivel de los estados, esto parece una competencia extremadamente desigual. Porque los estados no son las únicas cosas que existen. Si nos fijamos en el nivel de las personas, no es imposible. Es posible construir una Comunidad Internacional Progresista basada en personas, que van desde los grupos políticos organizados que han estado proliferando, que han recibido un gran golpe en el brazo de la campaña de Sanders, que van desde ellos hasta la ayuda mutua y las organizaciones de autoayuda. que están aumentando en las comunidades de todo el mundo, en las zonas más empobrecidas de Brasil, por ejemplo, e incluso este hecho sorprendente que mencioné, que las bandas criminales asesinas se están haciendo responsables de traer alguna forma de protección decente contra la pandemia en las favelas, los miserables barrios marginales, en Río. Todo esto está sucediendo a nivel popular.

Y tenga en cuenta, que también hay casos sorprendentes de internacionalismo progresista a nivel estatal. Eche un vistazo a la Unión Europea. Los países ricos de Europa recientemente han dado una lección sobre lo que significa la unión. ¿Derecho? Alemania se está manejando bastante bien. Probablemente tienen la tasa de mortalidad más baja del mundo en una sociedad organizada. Justo al lado, el norte de Italia está sufriendo miserablemente. ¿Les está dando Alemania alguna ayuda? No. De hecho, Alemania incluso bloqueó el esfuerzo para desarrollar bonos en euros, bonos generales en Europa que podrían usarse para aliviar el sufrimiento en los países en las peores condiciones. Pero afortunadamente para Italia, puede mirar a través del Atlántico en busca de ayuda de la superpotencia en el hemisferio occidental. Cuba, una vez más, exhibe un internacionalismo extraordinario, enviando médicos a Italia. China está proporcionando ayuda material. Estos son pasos hacia el internacionalismo progresista a nivel estatal.

 

Entrevista realizada por Amy Goodman. Directora de Democracy Now!

Suscríbete a nuestra newsletter