Disney no pagará a sus empleados mientras sus directivos se enriquecen

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

Disney dejará de pagar a más de 100.000 empleados esta semana, casi la mitad de su fuerza laboral. La compañía mantendrá vigente su plan de bonificación ejecutiva y el pago de un dividendo que estaba planificado por un monto de 1.500 millones de dólares. El presidente ejecutivo de Disney, Bob Chapek, anunció que cobraría la mitad de su salario base de 2,5 millones de dólares debido a la crisis, pero Chapek obtiene unos 25 millones de dólares anuales gracias a bonificaciones e incentivos. El presidente y ex director ejecutivo de Disney, Bob Iger, ganó 47,5 millones de dólares como director ejecutivo el año pasado y su patrimonio asciende a 690 millones de dólares.

Jeremy Haicken, presidente del sindicato Unite Here, que representa a los trabajadores de Disney World en el estado de Florida, declaró a la revista The Hollywood Reporter: "Florida está al borde de un desastre humanitario. El sistema estaba diseñado para fallar incluso en los mejores momentos, y ahora cientos de miles de trabajadores están pagando el precio. ¿Qué van a hacer los trabajadores cuando sus hijos pasen hambre? ¿Pedirles que esperen siete semanas para que el gobernador  De Santis les envíe un cheque?"

Suscríbete a nuestra newsletter