Javier Ruibal: "He señalado la corrupción como un producto basura de la política"

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

La primera vez, nos hizo el amor sobre una Duna. En el segundo encuentro, ese que hay quien dice es el de la confirmación, nos iluminó cual Cuerpo celeste. Se dejó llevar por La piel se Sara y nos cautivó con sus exóticos aromas. Llegó la edad de oro y nos cameló con Contrabando de 'Tabaco y tinto de verano' para después embriagarnos con gloriosas juergas en la Pensión Triana, donde en una de tantas noches entonó el himno 'Isla Mujeres' que compusiera en honor a Las damas primero. Es magia para los sentidos Lo que me dice tu boca, en aquel y en este tiempo. Quédate conmigo para siempre y trasládanos de forma inmortal a tus Paraísos Mejores, esta noche en el templo de los ladrillos coloraos. Conversamos con Javier Ruibal en plena gira de su último álbum, horas antes de su concierto en el Gran Teatro Falla de Cádiz.

En la promoción del disco has declarado que son tus mejores letras, ¿qué novedades
encontramos en 'Paraísos mejores'?

Nuevos modos de versar y componer. Otra frescura y sobre todo retratos de personajes que se hacen querer desde el primer momento. La producción a cargo de Javi Ruibal es impecable con arreglos muy adecuados y un sonido que me tiene entusiasmado.

Europa se olvida, o más bien esconde, que sus países han sido todos colonialistas y han esquilmado y abusado dondequiera que pusieron su pie

Uno de los sellos que te diferencian y ensalzan como músico es que en tus canciones siempre tratas de contar una historia que tenga un sentido y un mensaje, ¿de dónde le brota a Ruibal esta inquietud?

Todo cuento y toda historia tiene un mensaje, aunque sea subliminal. Queremos que el que escucha focalice su atención en el protagonista y que se ponga inmediatamente de su parte. Vivir y sentir con él lo que quiera que le sucede. Esto creo que me viene de la literatura. Uno estructura  la historia de la misma manera. A mi me encantan los personajes secundarios y muchos de mis protagonistas lo son.

Este mensaje contiene muchas veces una crítica social que atisbamos una vez más en tu nuevo álbum. ¿A quiénes les repartes en esta ocasión y por qué?

Bueno, yo creo y respeto la opinión de cada uno y no estoy aquí para aleccionar, pero sí para recordar que hay mucho que hacer en defensa de los sometidos ya sea por cuestiones políticas o económicas. En ese sentido una canción puede contener una reclamación o una advertencia sobre lo que está mal hecho y luego cada uno que haga o piense lo que quiera. Eso sí, sin faltar a las premisas de que estamos creando algo artístico y no haciendo una proclama. En este disco he señalado la corrupción como un producto basura de la política. Y una reivindicación sobre el respeto a la dignidad de las gentes de África.

Para los gobiernos europeos sería fácil acabar con la crisis de refugiados, ¿por qué no interesa hacerlo?

Europa se olvida, o mas bien esconde, que sus países han sido todos colonialistas y han esquilmado y abusado dondequiera que pusieron su pie. Ahora se acusa a otros de ejercer el imperialismo pero fuimos nosotros los creadores del monstruo. Es lógico que desde todos esos lugares se produzca un flujo de inmigración ya que su pobreza es consecuencia de nuestra riqueza. Los rechazamos aun a sabiendas de que la productividad de nuestras sociedades requieren de su mano de obra. Y así seguimos de ciegos y egoístas.

La creatividad y el genio de la mayoría de cantautores de tu nivel artístico se suele coagular cuando atraviesan la última etapa de su carrera, sobre todo en el aspecto musical. ¿Cuál es tu secreto para aportar registros diferentes y al mismo tiempo seguir sonando a Ruibal en cada nuevo proyecto?

Gracias por la apreciación pero uno no tiene consciencia de que tenga siquiera un estilo propio. Me propuse entablar dialogo entre tradición y nuevas músicas y hacerlo cuidando los modos poéticos todo lo posible. En lo musical me permito experimentar cuanto me apetece para divertirme y para no caer en la repetición. Sigo así desde el principio y quizás ese sea mi sello.

En cada disco he jugado una baza que suponía un salto respecto al anterior, con lo de vértigo y riesgo que eso conlleva

Compartes voz en un par de canciones con Juan Luis Guerra y Chico César. ¿Cómo surgieron estas colaboraciones?

En mi deseo estaba hacer alguna colaboración con ellos desde hace tiempo y en este disco han aparecido las canciones idóneas para llevarlo a cabo. Les tengo admiración y cariño y, en en cuanto se ha dado la ocasión, se han prestado a la fiesta del encuentro.

En tu anterior trabajo ya compusiste una canción para tu hija Lucía y su vocación como bailarina. En este nuevo proyecto, Corazón timbalero está dedicada a tu hijo Javi y a esa pasión por la percusión que le emanaba desde edad temprana. ¿Por qué estas dos dedicatorias consecutivas?

Cuando son pequeños aún no los conoces aunque sean tus hijos. Ahora de mayores, que sabes de sus inquietudes y deseos es muy estimulante ofrecerles una canción a modo de abrazo. El hecho de que sean artistas te da la oportunidad de aprovechar y reflexionar con ellos sobre el amor al arte y la lealtad con la buena factura de lo que entregamos al público. Es obvio decir que los quiero totalmente y ademas los respeto y admiro profundamente por la rectitud y la entrega a sus respectivas carreras.

Serrat y Bonald manifestaron que eres uno de los músicos más excepcionales de tu tiempo. ¿Qué significan estas palabras para ti?

Viniendo de creadores tan notables uno se queda atónito ante el piropo y lo agradece profundamente. Luego, el gran regalo, es su amistad y complicidad.

¿Piensas que el álbum ‘Lo que me dice tu boca’ marcó un antes y un después en tu
carrera?

En cada disco he jugado una baza que suponía un salto respecto al anterior, con lo de vértigo y riesgo que eso conlleva. Esa actitud atrevida me ha dado en cada ocasión lo mas importante, la complicidad del público. No esperan que me parezca a lo de antes, sino que les sorprenda sin dejar de ser yo.

Pablo Milanés comentó en una ocasión que el reggaeton era el cáncer de la música latina, ¿opinas lo mismo?

Pues no sé si llegará a ser el cáncer que destruya la identidad musical latina. Ha venido en avalancha y eso probablemente oculta otras propuestas. A mi lo que no me gusta es la misoginia y el machismo que destila. En algunos casos llega a ser de una vulgaridad muy ofensiva con las mujeres. En todo caso lo que hace falta es que la industria, como es su costumbre, no nos empache con él.

Toda censura es peligrosa, sobre todo si responde a la tendencia reaccionaria que nos está acechando

Siempre ha habido muchos más hombres músicos que mujeres. Aunque cada vez se ven más músicas, ¿no crees que el techo de cristal está muy alto para ellas en tu sector?

Ahora precisamente no es su momento más bajo, van apareciendo cada vez mas voces femeninas, pero aún son pocas, en eso estamos de acuerdo .

Y ya que hablamos de la industria, vivimos tiempos en los que apenas se apuesta por artistas con personalidad. La mayoría responden a un patrón prefabricado de OT, La Voz, o tantos programas de donde salen productos mimetizados. ¿Nos puedes referir artistas que no sean muy visibles y a los que tú promocionarías sin dudarlo?

Hay un puñado de gente que me gusta mucho pero no son lo suficientemente conocidos. Así a bote pronto te diría que Laura Murcia - de Méjico - Alberto Alcalá, Jonathan Pocoví - de España- Nano Stern - de Chile - Juan Quintero y Juanito el cantor - de Argentina - Filipe Cato - de Brasil - ... hay mucha gente buenísima y muy variopinta que no va a salir nunca en esos programas.

¿Debe haber algún tipo de límite en la libertad de expresión en el arte y en el humor? Es decir, ¿todo vale?

Vale que la audiencia sea inteligente. Sin esa premisa no hay ni arte ni libertad ni humor posibles. Los limites se los pone cada uno según su prudencia. Toda censura es peligrosa, sobre todo si responde a la tendencia reaccionaria que nos está acechando.

Suscríbete a nuestra newsletter