EL G20 planea aliviar la deuda de muchos países africanos

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

La Unión Africana ha designado un equipo de enviados especiales para tratar de movilizar el apoyo internacional para ayudar al continente a responder a la pandemia de coronavirus. En un comunicado, la UA dice que los enviados tendrán la tarea de "solicitar un apoyo rápido y concreto" prometido por el G20, la Unión Europea y otras instituciones financieras. 

Dicho equipo está formado por el ex ministro de finanzas de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala, Trevor Manuel, un ex ministro de finanzas en Sudáfrica, y el ex jefe del Banco Africano de Desarrollo de Ruanda, el economista Donald Kaberuka, el ex director ejecutivo de Credit Suisse, Tidjane Thiam. Inquieta el nombramiento de este último, de Costa de Marfil, después de que renunciara como jefe de Credit Suisse en febrero, ya que el gigante bancario se vio envuelto en un escándalo de espionaje, después de que surgiera la vigilancia de otro ejecutivo.

Se trata de una campaña global para lograr que los países ricos congelen los pagos de las deudas de los países pobres. Un nuevo análisis publicado el domingo por Jubilee Debt Campaign muestra que 64 gobiernos de bajos ingresos gastan más en pagos de deuda externa de lo que gastan en atención médica. Los países con las mayores disparidades entre el pago de la deuda y el gasto en salud son Gambia, Ghana, Zambia, Laos, Líbano y Pakistán.

El presidente de la UA, Cyril Ramaphosa, insistió en que había llegado el momento de reunir recursos para garantizar que la pandemia no causara el colapso de las economías vacilantes del continente: "Estas instituciones necesitan apoyar a las economías africanas que enfrentan serios desafíos económicos con un paquete de estímulo integral para África, que incluye pagos diferidos de deuda e intereses", declaró Ramaphosa.

Parece que el plan del G20 y sua aliados pretende evitar una crisis de deuda en los mercados emergentes. Según fuentes del Financial Times, la propuesta que se estudia va más allá y, tanto las naciones más desarrolladas como las instituciones multilaterales, usarían el periodo de moratoria para diseñar "criterios muy claros, país por país, de qué es lo que va a ocurrir exactamente, ¿la condonación total de la deuda o solo un aplazamiento?"

En África convergen factores de riesgo sanitarios, económicos y políticos, por lo que los efectos del Covid-19 serán más pronunciados. La repercusión de los conflictos en los países africanos incumbe y mucho a Europa, sobre todo por la presión de los movimientos migratorios, que afecta especialmente a España por proximidad territorial. Estamos obligados a no mirar hacia otro lado no solo por obvias razones humanitarias, sino por una cuestión más pragmática, como es la intricada red de vinculaciones que entraña la globalización.

Suscríbete a nuestra newsletter