'El silencio de otros' llega a los cines para revelar la lucha silenciada de las víctimas del Franquismo

Hoy se estrena ‘El Silencio de Otros’ en cines de toda España, película que ofrece un retrato cinematográfico del primer intento en la historia de procesar a los criminales de la larga dictadura franquista en España (1939-1975), quienes, para desconocimiento de gran parte del mundo, han disfrutado de impunidad durante décadas debido a la Ley de Amnistía de 1977. La película saca a la luz un pasado doloroso al que España es reacia a enfrentarse, incluso hoy en día, décadas después de la muerte del dictador.

 En 2010, comenzaron a aparecer casos de “bebés robados” en España. La historia de estos crímenes, que se remontan a los inicios de la dictadura de Franco, llevaron a los directores y productores Almudena Carracedo y Robert Bahar a investigar la marginalización de las víctimas y el silencio acerca de los diversos crímenes de la época franquista, desde asesinatos extrajudiciales al finalizar la Guerra Civil hasta casos de tortura cometidos en fechas tan recientes como 1975.

Cuando comenzaron a saber más, les desconcertaron preguntas básicas: "¿cómo podía ser que España, a diferencia de otros países emergiendo de regímenes represivos, no hubiese tenido unos Juicios de Nuremberg, ni una Comisión para la Verdad y la Reconciliación, ni procesos dereconciliación nacional?" Y al contrario, "¿por qué se instauró en España un 'pacto del olvido' y cuáles son, tras cuarenta años de democracia, las consecuencias de este pacto para las víctimas de la dictadura de Franco?"

Al empezar a filmar la “Querella Argentina” en 2012, que cuestionaba este status quo, muy pocos pensaron que fuera a tener gran impacto. Pero mientras grababan esas primeras reuniones pudieron ver que la querella estaba construyendo algo vital, transformando a víctimas y supervivientes en organizadores y querellantes y recopilando decenas, y poco después cientos de testimonios de toda España. Al tiempo que el número de testimonios aumentaba rápidamente, el caso comenzó a construir una fundamentación jurídica sólida basada en crímenes de lesa humanidad, que demandaba justicia internacional.

Entonces descubrieron que ‘El Silencio de Otros’ iba a ser una historia sobre posibilidades, sobre tratar de romper barreras, y que, en vez de centrarse en lo que había ocurrido en el pasado, se centraría en el presente y en lo que podía ocurrir en el futuro. También se dieron cuenta de que la película personificaba el entusiasmo, anhelo y urgencia de muchos de los querellantes,puesto que, para muchos de ellos, este caso podía suponer la última oportunidad de su vida de ser escuchados.

Con un acceso exclusivo y filmada a lo largo de 6 años, la historia se desarrolla en dos continentes: en España, donde abogados de derechos humanos y víctimas están construyendo la querella, y en Argentina, donde una jueza se ha hecho cargo del caso basándose en el principio de jurisdicción universal, que permite a los tribunales investigar crímenes de lesa humanidad en el extranjero si el país donde se cometieron se niega a hacerlo. Las implicaciones del caso son globales, dado que el “modelo español” de transición a la democracia se sigue alabando hoy en día. Este caso supone además un giro extraordinario, pues fue España el país pionero en usar la jurisdicción universal contra el ex-dictador chileno Augusto Pinochet, y ahora es una jueza argentina quien debe sacar a la luz el pasado de la propia España.

El caso está haciendo historia. Lo que empezó como un modesto movimiento ciudadano ha dado paso a las primeras órdenes de arresto contra criminales del Franquismo, incluyendo torturadores, ministros, y médicos implicados en los casos de niños robados. Ha llevado un caso prácticamente olvidado a la portada de The New York Times y ha desencadenado un torrente de atención internacional y debates en el Congreso de los Diputados en España.

‘El Silencio de Otros’ relata la historia de esta querella internacional de relevancia histórica a través de las experiencias de víctimas de la dictadura franquista que han roto el “pacto de silencio” en España y se han convertido en querellantes, incluyendo a víctimas de torturas, padres y madres de niños robados, y familiares que siguen luchando por recuperar los cuerpos de sus seres queridos de fosas comunes repartidas por España.

Liderando este monumental esfuerzo se encuentran Carlos Slepoy, el abogado de derechos humanos que co-lideró el caso contra Pinochet, y Ana Messuti, filósofa del derecho. A través de esta dramática y contemporánea historia, ‘El Silencio de Otros’ trata cuestiones universales sobre cómo las sociedades lidian con procesos de transición a la democracia y cómo los individuos confrontan el silencio y luchan por la justicia. ¿Qué ocurre cuando un país tiene que hacerse cargo de su pasado tras tantos años de silencio? ¿Puede hacerse justicia después de tanto tiempo?

 

Suscríbete a nuestra newsletter