La OMS declara "controlado" el brote de ébola en la República Democrática del Congo

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

Tras más de un año de lucha contra la enfermedad y un reguero de fallecidos que supera los 2.000, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado oficialmente controlada la segunda epidemia más mortal de ébola en la República Democrática del Congo.

Maliko, la última paciente diagnosticada, fue dada de alta en un centro sanitario ubicado al noreste del país. Ella y otras 50 personas, también de reciente curación, estarán sometidas ahora a un periodo de monitorización y vigilancia para controlar que todo marcha según lo previsto.

Aunque son buenas noticias, la OMS pide prudencia debido a que hay determinadas zonas del país azotadas por brotes de violencia donde es imposible realizar un diagnóstico certero de la situación. "No se puede descartar la transmisión del ébola fuera de los grupos actualmente bajo supervisión", puntualizó un portavoz de la organización a la agencia Reuters.

Los equipos médicos entran en un "periodo de observación", pero ayer fue un día de júbilo para los sanitarios que le han plantado cara a una enfermedad cuya tasa de mortalidad ha superado el 60%.


Poco más de 24 horas de celebración porque médicos y enfermeros ya se preparan para la llegada del coronavirus. La Unión Africana y el Centro para el Control de Enfermedades y Prevención han identificado a la República Democrática del Congo como una de las 13 naciones con mayor riesgo de letalidad si el Covid-19 llegara a expandirse sin control. "Algunos países en África, incluyendo el República Democrática del Congo, están aprovechando las infraestructuras construidas para el ébola para luchar ahora contra el Covid-19", asegura Tedros Adhanom, director general de la OMS.

La pandemia pondrá de nueva a prueba la capacidad de respuesta de un continente cuyos sistema de salud adolecen de infinidad de carencias. Hasta hace un par de semanas, apenas dos laboratorios, localizados en Senegal y Sudáfrica, contaban con el material necesario para realizar las pruebas de detección y solo 8 países están preparados para enfrentarse a un virus altamente infeccioso. 

Suscríbete a nuestra newsletter