Segundo caso de curación del VIH

Kamchatka es un espacio colectivo para una forma de hacer periodismo: feminista, de clase, contestatario e independiente. No tenemos grandes inversores que interfieran en nuestra ética profesional y para que esto pueda seguir así necesitamos más que nunca vuestra colaboración. Ayúdanos a seguir siendo libres. Ayúdanos a resistir.

Hace un año, los médicos pedían cautela cuando un paciente con VIH, que también sufría cáncer, parecía haberse curado de ambas enfermedades después de someterse a un tratamiento con células madre. Ahora, tras conocerse un segundo caso de curación, la esperanza de encontrar un remedio para la enfermedad puede estar un poco más cerca.

El estudio, llevado a cabo por el instituto de investigación del sida IrsiCaixa y la University Medical Center de Utrecht, asegura que el paciente, un hombre de 40 años llamado Adam Castillejo, no tiene presencia del virus en sangre ni en el tejido intestinal ni en el semen, tras haber pasado 29 meses desde de la interrupción del tratamiento. Se han encontrado niveles muy bajos de genoma del VIH en tejidos linfoides, pero los especialistas aseguran que no tiene importancia al tratarse de material genético defectuoso que no tiene capacidad infecciosa.

Las buenas noticias no acaban aquí porque en Düsseldorf (Alemania) existe un tercer caso. Se trata de un hombre de 50 años que lleva 14 meses sin presencia del virus, según informa la revista médica The Lancet. 

 

Estos tres pacientes no han sufrido un rebrote gracias a un trasplante de células madres de donantes que tenían copias de una mutación que provoca que los glóbulos blancos sean resistentes al VIH. A medida que las células del donante van remplazando a los de la persona infectada, el virus termina desapareciendo. "Los resultados muestran que el éxito del trasplante de células madre, como una cura para el VIH, se puede replicar", afirma Ravindra Kumar Gupta. "Es importante señalar que este tratamiento es de alto riesgo y solo se usa como última opción para pacientes con VIH que padecen enfermedades hematológicas que ponen en riesgo su vida. Por tanto, no es una opción que podría ofrecerse se forma generalizada a pacientes que ya siguen un tratamiento antirretroviral con éxito", concluye.

Este tipo de trasplantes de células madre manipuladas con ingeniería genética supone un paso importante para encontrar nuevos tratamientos de cura del VIH, aunque los expertos reconocen que todavía quedan obstáculos que superar antes de que la edición genética pueda ser utilizada como un tratamiento para una curación generalizada y a gran escala. 

Suscríbete a nuestra newsletter